Cena de Negros

Editoriales Off 34

Marco Antonio Vázquez Villanueva

En las manos de unos cuantos…

Hace 212 años inició la guerra de Independencia, las razones eran muchas aunque se resumen en pobreza, represión, discriminación, violencia contra los más necesitados, explotación y una clase gobernantes que insultaba con su arrogancia, soberbia y riqueza mal habida.

Parece coincidencia, son los mismos problemas que ahora tenemos, aunque hoy más acentuados y sin el menor asomo de rebelión de los pobres, mucho menos de la clase media que está a punto de desaparecer absorbida por la pobreza ante las políticas públicas ejercidas por los gobiernos de hoy y de siempre.

Aunque duela, en la situación de hace 212 años encontramos casi todo parecido a estos tiempos, pero con la diferencia de que hoy no nos levantamos ni para ir al baño.

¿Los ricos?, bien gracias, a ellos no les interesa el pueblo, es más, ni se han dado cuenta que con su indolencia y hasta explotación del trabajador han provocado la inseguridad, violencia y crisis que vivimos porque no se conformaron con agandallar desde sus empresas sino que también se hicieron políticos y desde ahí saquean por dos vías los presupuestos destinados a los más pobres.

Lo lamentable es que en estos tiempos carecemos de liderazgos que llamen a la lucha para corregir nuestra situación, no podríamos encontrar, entre 130 millones de mexicanos, a un hombre o una mujer con el liderazgo y decencia con la que nos pintaron a Don Miguel Hidalgo, ni siquiera alguien semejante de cómo nos dibujaron a Ignacio Allende, Juan Aldama o Don José María Morelos y Pavón, la Corregidora, entre muchos otros y otras.

¿Los políticos?, la verdad es que son muy pocos, la gran mayoría de quienes se meten a los partidos, a ser candidatos, son hombres y mujeres disfrazados de políticos que le entran nada más porque imaginan los negocios y el saqueo a los presupuestos al amparo del poder… y lo han logrado.

Hoy este México tiene más pobreza que hace 212 años, se estima que más de 12 millones de personas no tienen dinero para comer, a veces, ni una vez al día, y a ellos hay que agregarle otros 60 millones de mexicanos que son pobres, que no comen bien ni tres veces al día, o no tienen para vestido, menos piensan en la escuela de sus hijos, la salud o una vivienda digna.

Hay que añadirle, a esos números de pobres, a la gran mayoría de los maestros que son mal pagados, a los trabajadores en los municipios, a quienes no tienen la dicha de tener padrinos para ingresar a trabajar o lo hacen en maquiladoras que apenas pagan un sueldo mínimo más los bonos.

Sin margen de error se puede afirmar que hoy hay más pobreza, represión, discriminación y malos gobernantes porque estos insultan con su prepotencia, soberbia, arrogancia y la forma como se roban el dinero destinado a los más pobres, a los programas de desarrollo social o asistencia pública en relación a cuando se levantó este México lindo y querido en armas.

Se entiende, hay más miedo, más violencia e inseguridad y una enorme ineptitud de la autoridad para, siquiera, visualizar que el grave problema que padecemos no son los grupos delincuenciales sino la impunidad, corrupción y la desatención a la escuela, a la calidad de la educación que pasa por uno de sus peores momentos.

¿Un México independiente desde hace 212 años?, es un mito, el poder y el dinero del país solo ha pasado de las manos de unos poquitos a las de otros poquitos, apenas unas 100 familias aglutinan el poder y la riqueza de esta nación, eso a lo mucho.

A esa dependencia que tiene el país de unos poquitos obedece la pobreza de millones y millones de personas, es nuestro grave problema, dependemos de unas cuantas familias que le apuestan a la seguridad de tener su dinero y empresas en el extranjero, allá donde no corren tantos riesgos, por eso es que les agrada que siga subiendo el dólar aunque genere más pobreza y más problemas a nuestra Nación.

¿Qué habrá bailes y dos gritos en la capital y uno más en cada municipio?, y eso qué, en nada ayuda, si acaso para olvidar un rato nuestra jodencia bailando con un grupo de moda o comiendo pozole.

Concretando, no hay independencia en México, seguimos agarrados de los, de los, de los cabellos por parte de los saqueadores locales que sienten tener sangre azul y de los extranjeros que mueven cualquier cosa para que el dólar siga subiendo lo que permite que el país se pueda controlar por las manos de unos cuantos mientras la gente en nuestros pueblos ven aumentar su pobreza, violencia, inseguridad, mala calidad educativa, malos servicios de salud, eso entre muchos problemas más…

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Facebook