El Muro S. A.

Editoriales Off 17

Arturo Rosas H.

Tercos que no ven

Las imposiciones que hicieron Ismael García Cabeza de Vaca y Luis René Cantú Galván, en los Comités Directivos Municipales, pusieron al PAN en el tiro al blanco de las derrotas electorales.

Ese gesto de autoritarismo insatisfecho por parte de los dos panistas en Tamaulipas, se dobló en municipios como Tampico y Victoria, donde no pudieron imponer a sus dirigentes.

Ahora, Tampico y Victoria, es donde se concentran los Comités del PAN conformados por el respaldo de la militancia y les dan, a sus dirigentes, la autoridad de convertirse en una verdadera oposición frente a Morena.

Tanto Ismael y el Cachorro, confesaron a varios de los panistas, iniciar una ‘guerra’ interna contra Arturo Soto, Jesús Nader, Nora Gómez y Alfredo Vanzzini así como en contra de los integrantes de los comités municipales, porque se resistieron a obedecer las indicaciones de Ismael, el imponer a sus candidatos.

Lo que no ven los que tienen el control del PAN, es que, los panistas de Victoria y de Tampico, son los verdaderos opositores, son los que han regresado a la vida interna del partido, el verdadero sentido de elegir por la vía democrática a sus dirigentes.

El hambre de ese poder, pero principalmente el mantener el control del dinero del partido, van a desfondar al PAN; el domingo, los militantes que creyeron en los ideales de Manuel Gómez Morín, vieron la oportunidad para resurgir y dos de los parásitos del partido se los impidieron.

Con esta elección, hubo una primera señal de advertencia al PAN, porque las imposiciones de Ismael y Luis René Cantú, es que ahora los Presidentes no tendrán autonomía, toma de decisión y menos el control del partido, actuarán de acuerdo a los intereses de quienes manejan a este instituto y quienes realmente son panistas y buscan ser una oposición más, les han dado un nuevo golpe.

En Morena, están felices que esas decisiones las siga tomando Luis René Cantú e Ismael, porque en las últimas elecciones perdieron todo, (menos el dinero oficial) no pudieron responder a los panistas por las derrotas en el 2019, ni las alcaldías y el congreso del 2021, ahora menos por la elección de gobernador y todo parece indicar que inicia formalmente la caída de este instituto político.

La terquedad de estos dos panistas, los ponen desde hoy como los personajes que van a construir las nuevas derrotas del PAN, imponiendo a sus candidatos en el 2024, por eso buscaban tener en todos los municipios a sus dirigentes a modo.

Ellos, no van a permitir que alguien más del grupo de Cabeza de Vaca, puedan ser candidatos para las Alcaldías, Diputados Locales, Diputados Federales, menos como candidatos al Senado de la República, porque hay lugares que ya están apartados desde este momento y seguramente las derrotas electorales también.

Por cierto que, en la sesión del Congreso, el diputado Isidro Vargas felicitó a Luis René Cantú por haberse impuesto en la dirigencia del PAN estatal y aunque está impugnado el proceso, el morenista le deseó que llegará con ese cargo hasta el 2024, porque les ha ayudado mucho con las decisiones que ha tomado; vaya ironía.

Noticias relacionadas