Interiores

Editoriales Off 26

Carlos López Arriaga

Palabra de general

Cd. Victoria, Tam.- En el balance reciente sobre los primeros 45 días del gobierno americanista, el general secretario de Seguridad Pública en Tamaulipas SERGIO CHÁVEZ GARCÍA hizo gala de franqueza.

Militar de carrera, Brigadier Diplomado del Estado Mayor Presidencial, su diagnóstico apuntó hacia el total desbarajuste que encontró en la dependencia.

Entre otros datos significativos, la colección de patrullas chatarra, ya antes mencionada en esta columna, pero también cuatro helicópteros descompuestos y un terrible desorden administrativo.

Sobre esto último, el abultado adeudo de 42 seguros de vida que dejaron de pagarse a familiares de elementos caídos en cumplimiento de su deber.

Dos de los cuatro complejos de seguridad construidos durante la administración anterior (Matamoros y Altamira) no se han entregado. Mucha obra sin concluir.

Pero el militar va más allá del diagnóstico inicial. A finales del presente noviembre la dependencia a su cargo habrá de presentar un listado completo de las irregularidades detectadas durante el proceso de entrega-recepción, ante lo cual la fiscalía especializada en combate a la corrupción deberá decidir qué acciones tomar.

Sobre este particular, todo indica que están ubicados los errores, identificados los responsables y hay una determinación clara al respecto:

-“Sabemos de donde salieron y como dañaron. No se va a tapar a nadie, el que la deba la va a pagar.”

Hoy en día la Guardia Estatal cuenta con tres mil 900 elementos operativos, llegaron 40 patrullas nuevas y vienen 60 más. Las percepciones de sus miembros están garantizadas, dice, a pesar de las carencias presupuestales.

En el caso de las llamadas falsas que alertaron sobre presunta colocación de explosivos en las instalaciones del Congreso local, la Torre de Gobierno y la Auditoría Superior, se tiene ubicada la procedencia y las personas que lo hicieron.

En visita de trabajo por el puerto jaibo, CHÁVEZ GARCÍA continúa inspeccionando las condiciones en que se encontraron todos los complejos de seguridad en la entidad, escuchando, además, el sentir de los agentes policiacos, tomando nota de sus necesidades.

ENEMIGO RESURRECTO

Y bueno, el regreso de DONALD TRUMP a la lid electoral bien pudiera significar una enseñanza para quienes hoy gobiernan Tamaulipas, por la frase aquella de: “adversario al que perdonas, se te levanta.”

Ejemplo claro, mire usted, luego del asalto al Capitolio aquel calamitoso 6 de enero del 2021, cuando una turba de fanáticos hiperviolentos quería aplastar no solo a los legisladores demócratas (empezando por NANCY PELOSI y CHUCK SCHUMMER) sino, incluso, apalear al vicepresidente republicano MICHAEL PENCE por respetar los resultados de la elección, desacatando con ello las peticiones absurdas de TRUMP.

La cantidad de delitos cometidos desde la Casa Blanca alcanzaría para desaforarlo antes de entregar el mando, en el mismo enero del pasado 2021.

Hoy mismo hay materia suficiente para encarcelarlo por incitar a la violencia desde sus discursos en horas y días previos y también en su cuenta de Twitter.

Con DONALD se anotan varios hitos históricos de carácter siniestro. No hubo en muchos años un candidato presidencial que se negara a revelar sus ingresos regulares y (en consecuencia) el monto de sus impuestos, como este magnate egocéntrico lo hizo con singular cinismo.

En un país donde la mentira es falta grave que estuvo a punto de costarle el despido a BILL CLINTON, resulta asombroso que un mentiroso sistémico, bocón irredento, un profesional de la calumnia como míster TRUMP jamás haya pagado por ello.

Embustero, racista, misógino, homofóbico, clasista, xenófobo, enemigo de la ciencia, de la cultura y los periodistas, partidario de todas las teorías seudocientíficas que negaron la peligrosidad (o la existencia misma) del coronavirus, todo eso y más es el rubio mastodonte que durmió en la Casa Blanca entre 2017 y 2021.

Mismo que ahora sueña con regresar al poder (otro hito poco común en Estados Unidos) tras ser derrotado en noviembre de 2020 por el actual mandatario demócrata JOE BIDEN.

Pero no basta enumerar las fallas, agravios, abusos, irregularidades de un poderoso, si no se turnan con eficiencia al ministerio público para su puntual procesamiento y castigo.

Los periodicazos no detienen a un abusador serial, a menos que se le obligue a comparecer ante la justicia y esta obre como es debido. En apego a las leyes, sancionando lo necesario. Y la enseñanza aplica lo mismo en Washington que en la pequeña y risueña (aunque hoy friolenta) capital de Tamaulipas.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com
WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Facebook