Interiores

Editoriales Off 88

Por Carlos López Arriaga

Xóchitl, impacto guinda

Cd. Victoria, Tam.- La lista era larga, en un principio se habló de una treintena (las cifras varían según el escribidor) luego de 16, pero todo indica que quedan tres aspirantes del Frente Amplio, en busca de la candidatura presidencial: ENRIQUE DE LA MADRID CORDERO, SANTIAGO CREEL MIRANDA y XOCHITL GÁLVEZ RUIZ.
No deja de ser sintomático que tan abundante elenco se haya vaciado antes de entrar a la competencia, bajo diferentes pretextos, entre ellos, el disgusto por las reglas que estableció la coalición PAN, PRI, PRD.
Aunque en el fondo desertan por esa suerte de alergia que todos comparten hacia el verdadero trabajo político. Querían obtener la postulación sin despeinarse siquiera. Por gracia divina.
Esperaban que una paloma del cielo bajara sobre sus cabecitas para instalarlos como candidatos. Por ello les dio algo así como urticaria al descubrir que solo podrían ganarse la nominación mediante proselitismo real, competencia interna, sudor y arena.
Dejaron, pues, los rayones. A las ya mencionadas defecciones de LILLY TÉLLEZ, GERMÁN MARTINEZ, CLAUDIA RUIZ MASSIEU, MAURICIO VILA, ALEJANDRO MURAT, GUSTAVO DE HOYOS y DAMIÁN ZEPEDA, habrá que sumar también la del exgobernador guanajuatense JUAN CARLOS ROMERO HICKS.
Más los que se acumulen, aunque sin duda habrá otros que ni necesidad tengan o sientan de renunciar públicamente a sus presuntas aspiraciones, pues nunca las tuvieron realmente. No se pueden bajar porque nunca se subieron.
¿Alguien cree sinceramente que JOSÉ ANGEL GURRÍA o IDELFONSO GUAJARDO puedan ser considerados en alguna lista seria de prospectos?, ¿O que los ya registrados GABRIEL QUADRI y JORGE LUIS PRECIADO tienen posibilidades reales?
De aquí el comentario inicial de este día. Quedan tres: DE LA MADRID, CREEL y la reciente inclusión de XOCHITL, en quien los comentaristas nacionales empiezan a ver como el factor insospechado de la contienda.

CISNE NEGRO
Y es que la señora GÁLVEZ RUIZ cumple con al menos dos de los requisitos que caracterizan a cierto fenómeno inesperado que los estudiosos conocen como “cisne negro”. Ciertamente (1) su irrupción es sorpresiva pero (2) ojo, ya estaba a la vista y sencillamente no la consideraron.
Típico del “cisne negro”. Como variable o factor, suceso o persona, suele encontrar explicación razonable a posteriori, aunque ello no le quita su carácter imprevisto. No lo vieron venir pero cuando llegó les resulta lógico, es decir, familiar.
Y por eso provoca que muchos observadores se conviertan en profetas del presente al calificar su inclusión como un evento comprensible. Sin importar que un minuto antes lo hayan tenido enfrente, pero no lo advirtieron.
Como suceso impacta y sorprende. No obstante, su racionalización posterior entenderá que carece de misterio y solamente tomó desprevenidos a los observadores, por pura y llana ausencia de previsión.
Y aunque parezca una rareza, vistas las cosas con detenimiento (y la honestidad necesaria) se trató únicamente de un error de percepción. De valoración, acaso.
Los factores que lo hicieron posible ya se encontraban presentes y muy visibles, pero los subvaloraron o no los consideraron con la importancia necesaria.
Mire usted, XOCHITL siempre estuvo ahí. Fue funcionaria durante el gobierno de VICENTE FOX, jefa delegacional en la alcaldía capitalina Miguel Hidalgo y después senadora.
De pronto se revela como una competidora de peso. Levanta la mira, cambia de meta, ya no quiere ser jefa del gobierno capitalino sino candidata presidencial, toca sus tambores de guerra y le otorga un perfil competitivo a ese club de timoratos y perdedores reunidos en torno al Frente por México.

EFECTO ADENTRO
La agresividad de la señora GÁLVEZ resultaría, incluso, más afrentosa que todo lo que hayamos visto en personajes protagónicos como LILLY TÉLLEZ o la disparatada rebeldía del empresario regio GILBERTO LOZANO.
Para no mencionar el discurso chato de un perdedor incorregible como es SANTIAGO CREEL o la disidencia educada pero de bajo impacto que le conocemos a ENRIQUE DE LA MADRID.
Entre otras preguntas cabría cuestionar de qué manera impacta la irrupción de XOCHITL hacia adentro de la competencia guinda por la candidatura presidencial.
Tema jugoso para encuestadores, la estadística necesaria que ensaye las variables del caso, compare y evalúe las distintas narrativas, entre ambos discursos de campaña y ante un hipotético debate.
XÓCHITL versus CLAUDIA y XÓCHITL versus MARCELO; ¿a cual de las llamadas corcholatas le sería más indigesta y difícil de confrontar la nueva rival?
Por igual, AMLO tendría que revisar también si la estrategia de atacar a XOCHITL cada mañana es lo más adecuado para su causa. Hasta ahora existe la impresión de que fueron sus bravatas las que catapultaron a la dama.
Y algo que ya señalé en este espacio y hoy puede leerse en otras columnas. Cierto símil del caso con la guerra emprendida por VICENTE FOX en 2005 contra el propio ANDRÉS MANUEL. En lugar de reducirlo lo engrandeció. Queriendo acabarlo, lo hizo puntero en las encuestas.
En términos de psicología social, el sustrato emocional del que está abrevando XOCHITL es el mismo que explotó por décadas LÓPEZ OBRADOR. La fe popular, cuyo blindaje resiste un margen amplio de razonamientos.
Para los observadores la lucha por el 2024, simple y llanamente, está cobrando un interés insospechado, cuando ya todos pensábamos que vencer a la descolorida alianza PAN, PRI, PRD sería algo así como un día de campo para la aplanadora de MORENA.
El obradorismo sigue siendo la fuerza hegemónica, dominante, con su inmensidad de territorios conquistados, entidad por entidad.
Pero ya no será tan fácil la consecución de sus altas metas como son las de ganar (además de la presidencia) una mayoría legislativa en ambas cámaras similar a la conquistada en 2018. Esto ya cambió.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com
WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas