Interiores

Editoriales Off 29

Por Carlos López Arriaga

García Soto, Makito, Irving

Cd. Victoria, Tam.- En todo el país, pero sobre todo en Tamaulipas, causó revuelo la columna Serpientes y Escaleras que suscribe el muy leído analista SALVADOR GARCÍA SOTO en el periódico EL UNIVERSAL de este miércoles (https://tinyl.io/97cc).
En principio pone en duda la imparcialidad del fiscal cabezón IRVING BARRIOS al renovar su persecución contra el alcalde reynosense CARLOS, Makito, PEÑA ORTIZ, en venganza porque le fue negada la carta de residencia local al exgobernador CABEZA DE VACA.
Con justa razón, pues CABEZA no radica ya en dicha municipalidad sino en Estados Unidos. El tema figuró en impresos y portales, con la imagen del senador ISMAEL, hermano del interfecto, tramitando el documento en la sede municipal de aquella ciudad.
Casi de inmediato la fiscalía de IRVING revivió el expediente penal por presuntos actos de corrupción contra PEÑA ORTIZ quien se sintió nuevamente perseguido, como cuando CABEZA era gobernador y desataba guerras santas contra doña MAKI ORTIZ y el laredano CANTUROSAS.
Por ello GARCÍA SOTO abordó el asunto, pero se extendió más al preguntarse si en verdad CABEZA “se fue pero no se fue realmente de Tamaulipas y del poder.”
Se refirió de paso al nuevo blindaje judicial conseguido por el equipo del exmandatario esta semana en la Suprema Corte, al validar, dice, “la reforma constitucional del Congreso tamaulipeco, que blindó contra cualquier posibilidad de despido al fiscal IRVING BARRIOS” votando por su inamovilidad.
Lo cual permite al columnista añadir referirse a CABEZA como “alguien que ya dejó el estado, no dejó el poder y seguirá mandando desde afuera; al menos en la Fiscalía tamaulipeca.”
De nuevo es tema el polémico IRVING BARRIOS, estratega invicto del michoacanazo, creador de entelequias jurídicas como el “PITUFO” y la “JENNIFER”.
En fin. Ayer en redes (#Facebook, #Twitter, #WhatsApp) comenté el asunto, con copia al autor de Serpientes y Escaleras y escribí:
“Se queda corto SALVADOR GARCÍA SOTO (…) El exgobernador CABEZA literalmente controla, ojo: las dos fiscalías, la general y la anticorrupción; la Auditoría Superior del Estado; el Supremo Tribunal de Justicia (poder judicial); medio Congreso local; la Universidad Autónoma de Tamaulipas; el Instituto Tamaulipeco de Cultura; el sindicato de burócratas, SUTSPET, y una cantidad considerable de direcciones y jefaturas en las secretarías de Administración y Educación. Lo de hoy se llama cogobierno.”
La estadística en #Twitter y #Facebook marca un número amplio de impresiones (clics) a mi mensaje, pero pocas y tímidas respuestas. En #WhatsApp, su carácter privado permitió una cantidad importante de reacciones, todas positivas, bien, muy bien, requetebién.
Un amigo me recordó que entre esa lista de instituciones donde tiene metidos los cuernos el exgobernador, habría que incluir a tres más, como son el Instituto de Transparencia, la Comisión de Derechos Humanos y el Tribunal Electoral. Otro contacto añadió a la sección 30 del SNTE.

FUEGO A LA VISTA
La preocupación al respecto es qué va a pasar cuándo un hombre tan agresivo y ambicioso como el vicegobernador CABEZA movilice a sus huestes en favor del voto panista el próximo año.
El banquete de cargos es amplio y muy atractivo para un individuo insaciable de poder. Son 43 alcaldías, 36 curules locales, 8 diputaciones federales de distrito y las senadurías de rigor, más los pluris.
Si la impunidad se lo permite, el susodicho se va a abalanzar sobre el poder, recordando el dicho popular de “como gordo en taquería”. Y tiene recursos económicos de sobra para ello.
Le bastaría con gastar el 1% (uno por ciento) de lo que acumuló en este siglo. Tapizar de propaganda albiazul el Estado, financiar campañas o aceitar prensa local y nacional, para moverle el piso al gobierno americanista.
Ya demostró el texano que no le cuesta trabajo encontrar espacios en GRUPO FÓRMULA con CIRO GÓMEZ LEYVA, las mesas de MILENIO y en ATYPICAL de ALAZRAKI. Y cuando no puede hacerlo de manera presencial, lo perpetra por conexión digital, qué caray.
Y algo que vimos desde la campaña gubernamental del 2016. La prensa tamaulipeca es pasto seco para un discurso incendiario y al mismo tiempo obsequioso como el que acostumbra CABEZA.
En su lista de favorecidos encontramos de todo. Lo mismo hay gacetilleros tribales que divos y divas del periodismo nacional, jueces y hasta magistrados, de circuito y de los otros.
Sabe repartir y tiene quién lo haga en su nombre. Lo cual nos remite a la canción aquella de LIZA MINNELLI: “Money makes the world go run.”
Pierde entonces sentido la tesis pacifista que promueven algunos funcionarios blandengues de la administración actual (el llamado “Club de los Fulanitos”, o también “los Suavecitos”) que entre felices tardeadas defienden la opción de “transitar” amablemente con los CABEZONES.
Cohabitar con los azules, mire usted, en raro concubinato. Cogobernar, idea tan insensata como compartir el colchón con un clan de hienas hambrientas. Hoy se asocian, mañana arrebatan.
Alguien tendría que alzar la voz para decir que es mal negocio dormir con el enemigo. En particular cuando se trata de adversarios que sobradamente han demostrado un apetito feroz de poder y la carencia total de escrúpulos. Depredadores.
Hampa política con clara disposición para la guerra sucia. Eso que vimos en la campaña gubernamental del 2022, donde armaron escaladas mediáticas que no tuvieron empacho en atacar a la familia del entonces candidato guinda.
“Quien te proponga negociar te está traicionando”, le advirtió varias veces don VITO a su hijo MICHAEL, al tiempo en que le entregaba el mando. Y, en efecto, alguien de adentro acabó proponiendo justamente esa vía, antes de que cantara un gallo. Así le fue.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com
WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Facebook