Libre Expresión

Editoriales Off 21

Por Martha Isabel Alvarado

Un viejo amor…

.-Óscar Almaraz, “desempolva” bloque Priista
.-¿Repetirá Gattás, historia del doctor Castro?
.-Fórmula de Tampico; arma PAN un ‘trabuco’
.-Se recrudece violencia en zona de Río Bravo

Como en los buenos tiempos del viejo PRI, el fin de semana se desató la algarabía de un puñado de integrantes del bando tricolor, mismos que se apostaron a las afueras de la sede del Comité Estatal del PAN, en Ciudad Victoria, agitando banderas y coreando porras.

Estamos hablando de un grupo de Priistas que acudieron el domingo a acompañar al diputado federal OSCAR ALMARAZ SMER en su registro como aspirante a la presidencia municipal de Victoria.

Bien dice la canción, “Un viejo amor, ni se olvida, ni se deja…”.

No hay que soslayar que, en el pasado reciente, Almaraz Smer formó parte del PRI, bajo cuyas siglas ocupó la alcaldía victorense durante el trienio 2016-2018.

En aquellos ayeres, Almaraz habría logrado reelegirse en la presidencia municipal sin problema alguno, como era su intención, pero lo frenaron “a la malagueña”, para que dejara libre el camino a XICOTÉNCATL GARCÍA URESTI, quien “ganó” la elección bajo las siglas del Partido Acción Nacional.

No tiene caso abundar sobre García Uresti, que resultó un fiasco como alcalde, y hasta ahora ha gozado de absoluta impunidad.

El caso es que, además del acompañamiento del PAN, Óscar Almaraz “desempolvó” a un buen contingente de Priístas de Ciudad Victoria, que todo parece indicar, lo respaldarán en su proyecto. Como suponemos lo hará gente del bando tricolor que apoyó a Morena en las elecciones del 2021.

A juzgar por el ambiente tan “prendido” que se dio en el registro de Almaraz Smer el pasado domingo, tendría lógica pensar que la alianza PRI-PAN puede ganar la presidencia municipal de Victoria en las elecciones del 2 de junio próximo.

Personas que viven en Ciudad Victoria comentan, que el servicio de limpieza pública ha mejorado, gracias a que el gobernador AMÉRICO VILLARREAL, “entró al quite”, dotando al Municipio de camiones recolectores de basura.

Pero que problemas graves como la falta de bacheo y la carencia de agua, siguen intactos, como el día en que se estrenó como alcalde EDUARDO GATTÁS BÁEZ, bajo las siglas de Morena.

¡Hay tiro!, entre Morena y el PAN en Ciudad Victoria. Son muy amplias las posibilidades de que Óscar Almaraz gane la alcaldía.

Digamos que podría repetirse el fenómeno de 1995, en que el Partido en el gobierno, el PRI, y el entonces Ejecutivo MANUEL CAVAZOS LERMA, postularon a CARLOS CASTRO MEDINA para la presidencia municipal de Victoria, quien perdió ante GUSTAVO CÁRDENAS GUTIÉRREZ, que contendió abanderado por el PAN.

Más que por ser Secretario de Salud del gobierno de MCL, al doctor Castro Medina se le conocía por ser yerno del legendario líder obrero, FIDEL VELÁZQUEZ SÁNCHEZ. ¿Lo recuerdan?.

En aquella elección de 1995, el PRI perdió también Matamoros, con su abanderado HOMAR ZAMORANO, quien sucumbió ante el panista RAMÓN ANTONIO SAMPAYO.

Otro de los registros que hubo el domingo en Ciudad Victoria, fue el de la diputada federal, ROSA GONZÁLEZ AZCÁRRAGA, como aspirante del PAN a la presidencia municipal de Tampico.

La fórmula que acompaña a Rosa González bien podría catalogarse como todo un “trabuco”, como se dice en el ámbito deportivo.

Dicha fórmula la integran el alcalde CHUCHO NADER como aspirante a la diputación federal del distrito 08, así como PEPE SCHEKAIBÁN y la ex alcaldesa MAGDALENA PERAZA GUERRA, para las diputaciones locales de los distritos 21 y 22, respectivamente.

¿Quién podría ganarle a esa papeleta ‘estelar’ que logró armar el PAN en Tampico?. Empezando por la alcaldía, es altamente probable que Morena no lo logre con ÚRSULA SALAZAR MOJICA.

Mientras tanto en Río Bravo la violencia ha continuado recrudeciéndose. Durante la jornada de este lunes se vivió una de las jornadas más álgidas en ese sentido, al igual que la del domingo, que dejó saldo de un civil abatido frente al Conalep.

Tamaulipas tiene su propia “Franja de Gaza”, que sería el tramo de la carretera Reynosa-Río Bravo a la altura del ejido “Palo Blanco”, pero el Secretario de Seguridad Pública de Tamaulipas, SERGIO CHÁVEZ GARCÍA, al parecer, no lo sabe.

CONTRAFUEGO: “No hay peor ciego, que el que no quiere ver”.
Hasta la próxima.

Noticias relacionadas