Otra sorpresa en la Champions: Eliminan al Manchester City

Deportes Off 32

AGENCIAS

Las sorpresas en Lisboa no frenan, ahora fue el turno para el Olympique de Lyon, que eliminó al poderoso Manchester City de Pep Guardiola.

Los millones de euros que ha invertido el club inglés siguen sin ser suficientes para coronarse en la Champions League. El club francés, que terminó en la séptima posición de la temporada local, lo venció 3-1.

Después de eliminar al Real Madrid, los citizens se enfrentaron, en el papel, al rival más sencillo en los cuartos, pero no fue así.

Moussa Dembelé entró de cambio para el segundo tiempo y marcó dos goles para el club francés, que regresa a una semifinal de la Champions League tras 10 años de ausencia.

El Lyon se adelantó con la sorpresiva anotación de Maxwel Cornet, al minuto 24, tras una salida precipitada del portero Ederson. En la acción previa, parecía que Toko Ekambi había estado en fuera de lugar, perpetras consultar con la tecnología, se determinó el gol para los franceses.

Guardiola, quien alineó con un esquema de 5-2-1-2, no dejaba de caminar sobre el área técnico y, en ocasiones, hablaba más solo que con su asistente, Juanma Lillo. El español modificó su esquema con el ingreso de Riyad Mahrez por Fernandinho.

Los citizens se fueron encima, con el poderío ofensivo que ha adquirido el club por muchas temporadas, precisamente para destacar dentro de la Champions League.

Ante tanta presión, el Lyon no soportó y Kevin De Bryune, con el gafete de capitán, empujó el esférico al fondo de las redes de Anthony Lopes (69´).

Entonces vino la polémica, para ambos lados. Primero, Kyle Walker empujó con su brazo a Ekambi dentro del área, contacto mínimo y con el cual el camerunés vendió el penalti. El árbitro holandés, Danny Makkelie, no mordió el anzuelo. Después, al 79´, Dembelé recibió un pase filtrado, quedó sólo ante el meta Ederson y firmó el segundo para los galos; sin embargo, el atacante estaba muy sólo, de manera extraña. Antes de picar al espacio, su pie tocó el tobillo Laporte.

El silbante actuó de la misma manera: no todos los contactos son falta.

Todavía el Manchester City tuvo para igualar otra vez, la que parecía la jugada más fácil de marcar. Sterling, al borde del área chica y sin portero, VOLÓ EL BALÓN. Para la jugada siguiente, el Lyon terminó el cotejo con el tercer gol, segundo para Dembelé.

El Lyon se enfrenta el miércoles al Bayern Munich.

Noticias relacionadas