Bayern Munich se lleva la Champions

Deportes Off 37

AGENCIAS

El Bayern Múnich coronó una temporada perfecta: Once juegos, once triunfos y el último el más importante. Triunfo sobre el París Saint Germain por 1-0, gol del francés Kingsley Coman, surgido de las fuerzas básicas del cuadro galo, al que no le importa de dónde venía, sino donde está.

Y Alemania manda. Sexto título para el mejor conjunto en la historia del futbol alemán. Hay nuevo rey de Europa, un rey que demostró que vale más la disciplina y un proyecto metódico, que una inversión desmedida y alocada, quizá hasta pervertida de 1500 millones de dólares, lo que los árabes han gastado en el PSG desde el 2011, cuando se hicieron del equipo.

Seis veces Bayern… La temporada perfecta y como testigo modo el estadio de La Luz de Lisboa, un estadio vacío por culpa del Covid-19, que alejó a la gente, pero no alejó a la gloria.

Los quince minutos iniciales fueron de estudio, de descubrir sus estilos y dejarlos claros en la cancha.

Mientras que los alemanes, como buena mole avanzaban en conjunto, en bloques, asfixiando, los franceses lo hacían al latigazo, explotando sus alas, quemando su talento individual: velocidad y habilidad, mezcla perfecta, pero no contundente.

Saliendo del tiempo de estudio Neymar tuvo la suya, mano a mano frente a Manuel Neuer, que el portero alemán ganó con la fuerza de su brazo, que aguantó el disparo del brasileño.

Después del susto el Bayern siguió con su plan, pero prefiriendo el costado de Alphonso Davis para llegar a línea de fondo, y de ahí nació el balón que le llegó a Robert Lewandowski, cuyo remate terminó en el poste. Fuera de eso, el juego se tiñó de rojo, con los bávaros empujando, intentando, mientras gente como Neymar o Mbappé no volvían a aparecer.

Convencidos que la mejor fórmula para ganar era tener la pelota, el guión del Bayern no cambió en nada para l segunda parte, siempre encima, siempre intimidante.

Neymar se cansó de la pasividad y bajó por balones pero fue recibido por par de patadas de Gnabry que provocó que fuera amonestado.

Entonces sucedió. A los 59’, al canterano del París Saint Germain, Kingsley Coman, quien lo dijera, le cayó el balón a segundo palo, el cabezazo fue perfecto, cruzando a Keylor Navas. Inmediatamente después, con el PSG mareado, llegó el centro de Müller que Thiago Silva salvó en la línea.

Vino el embate francés, las tropas se lanzaron al ataque pero eran rechazadas una y otra vez. En el único hueco que se abrió Neuer apareció para desviar el tiro de Mbappé.

Bayern tenía el juego dominado

Pasó el tiempo, Di María se fue a la banca; Neymar fue amonestado. Cinco minutos agregaron, en esos cinco Mbappé llegó a las narices de Neuer, pero su disparo salió por un lado de la portería.

Centró Neymar y Mbapé no llegó. Quedaba un minuto…. Minuto que no valdría de nada por el Rey de Europa es alemán que coronó la temporada perfecta.

Noticias relacionadas