Campanario

Editoriales Off 40

Martín Sánchez Treviño

Entre el viejo y nuevo beisbol

Según análisis del Inegi durante el mes de agosto la actividad económica en México avanzó 1.1 por ciento y subraya que perdió fuerza, el cual esta basado en el indicador global de actividad económica, asimismo advierte condiciones de fragilidad en el crecimiento interno de la economía.

Por ello también señala que la contracción económica de acuerdo a la tasa anual, un únicamente del mes de agosto, de las actividades económicas fue superior al 8 por ciento. Y subraya que de las actividades económicas, la agropecuaria es la única que tuvo un crecimiento del 5.9 por ciento. Mientras que las actividades secundarias recularon 8.4 por ciento en las actividades tercearias fue del orden de 9.3 por ciento.

Mientras esto ocurre se agudizan los diferendos entre 10 gobiernos estatales incluido Tamaulipas con el gobierno federal. La causa es por la retención de recursos federales que no llegan a esta entidad, que servirían para construir obras de infraestructura.

Al unísono los gobernantes integrantes de la alianza federalista que representa a más de la tercera parte de la población no únicamente admitieron recurrir a la consulta ciudadana, sino que además subrayaron que el Presidente de la República los dejo solos y no ha mostrado voluntad para dialogar.

En términos beisboleros uno se aferra al viejo beisbol que se practicaba hasta finales del siglo anterior en el que el manejo de manager era eminentemente lírico y los pugnantes se identifican con el nuevo beisbol de la estadística y los análisis.

Por el lado de los estados aliancistas, consideran que se ha devaluado la relación de la federación con los estados en las últimas 4 décadas, aunque también es verdad que en los primeros 18 años de este siglo los gobiernos estatales se papearon con recursos provenientes de la renta petrolera.

Pero la historia parece haberlos rebasado con la llegada de un gobierno ecléctico, irreverente. Ante el cual los gobernantes de 10 entidades reclaman el reparto no de los últimos 18 años sino de los años en que el actual Presidente de la República, ocupaba un cargo menor en la función pública. Cuando del 100 por ciento de los recursos más del 50 por ciento eran para las entidades y 41 por ciento de los estados.

Los gobernantes, consideran actualmente que reciben limosnas, ya en el caso de esta entidad de cada 100 pesos generados traducidos en impuestos 76 pesos son de la federación.

Y lo grave es que ni siquiera regresan en programas en proyectos para los sectores productivos y las actividades económicas, ni en obras de infraestructura. Pues según el senador Américo Villarreal Anaya, presume que se destinaron este año 300 mil millones de pesos para infraestructura, monto que durante los gobiernos más débiles -en obras- de los últimos 50 años ejercieron el 3 por ciento del producto interno bruto, con una inversión de 612 mil millones de pesos en 2017.

En el orden de la academia, la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales Victoria, de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, convoca a investigadores, docentes y estudiantes de las Ciencias Sociales y Administrativas, a presentar avances y resultados de investigación en las X Jornadas Nacionales de Investigación y Posgrado “Nueva realidad, Nuevos paradigmas”, que se celebrara de forma virtual los días 25 y 26 de noviembre del 2020.

Noticias relacionadas