Campanario

Editoriales Off 50

Martín Sánchez Treviño

De Yucatán a la decena de gobernantes

La escisión entre 10 entidades del país y el gobierno central nos remonta a una circunstancia similar ocurrida durante el siglo anterior cuando el estado de Yucatán intento separarse de la federación de estados mexicanos. A la postre de aquellos intentos de separación la región yucateca creció debido a que la industria de las fibras derivadas de henequén fueron el motor de su economía, además del intercambio comercial con países del Caribe como Cuba y Belice, era una región autónoma y en ese orden consideraron que no requerían de una federación que únicamente obtenía recursos fiscales pero no aportaba obras.

        Todavía en la década de los 70 Puerto Progreso era lo que es Las Enramadas actualmente es en Soto La Marina, con la diferencia del en Mérida hay un Faro, desde donde se aprecia La Habana. Pero la puja de la producción ixtlera le alcanzó para convertirse en una entidad con un desarrollo industrial, comercial y de turismo.

        Por lo mismo es una población con clase, su característica es la finura en sus expresiones con el toque costeño con una cultura firme en el terreno de lo laboral. 

        Pues a diferencia de los estados de Campeche y Tabasco, donde se localiza la sonda petrolera, la población es floja, dejada y mediocre. Algún estudiante de esa región llego a confesar, que para ellos la hamaca es el mejor pasatiempo y que cuando tenían hambre se levantaban lanzaban el anzuelo y obtenía la comida del día.

        A diferencia de Veracruz, donde la población es activa, aunque en los limites con Tabasco la población esta contagiada de la dejadez y la dependencia de las bondades de la naturaleza.

         De los anterior se desprender una reflexión en el sentido de los intentos separatistas generan fortaleza y autonomía, como ocurrió con el municipio de Nuevo Laredo que todavía durante la década de los años 80 del siglo 20, Nuevo León le giñaba el ojo y ante la resistencia la federación construyó el Puente Internacional Solidaridad Colombia. 

        Esto para que los regios tuvieran un cruce esa entidad con Texas, pero sobre todo porque en Agualeguas estaba el ombligo del entonces presidente de la República y Colombia le quedaba a tiro de piedra para lo que se ofreciera. En realidad, Nuevo Laredo es el número uno del intercambio comercial, la tercera frontera después de Matamoros y San Pedro de Mier. Pero en el siglo anterior Nuevo Laredo tenía más relación con Nuevo León que con Tamaulipas. Un regio -Horacio Garza- gobernó durante las administraciones de Manuel Cavazos y Tomás Yarrington.

        Sin embargo, lo lamentable de la purga entre los 10 gobernadores y el gobierno central mexicano podría ir más allá. Pues así como se gestó la violencia al inicio del siglo 21 en el noreste del país, donde se presume que hubo intervención extranjera para disuadir los trabajos de exploración y perforación de la Cuenca de Burgos, con la presencia de grupos delincuenciales. También hay indicios de un interés internacional, ya que la nación mexicana es una colonia más de la Unión Americana.

De hecho, desde el 2017 se hablaba de un grupo de comunicadores de Matamoros a Tijuana que habrían sido contratados por una organización de Estados Unidos, con la idea de generar opiniones en contra del actual presidente, sin justificar su proceder que embona con acciones extemporáneas a las corrientes actuales de pensamiento y de gobiernos. A simple vista hay visos de ingobernanza, ya que hay asuntos delicados desatendidos.

Noticias relacionadas