Campanario

Editoriales Off 54

Martín Sánchez Treviño

A 1 año del inicio de la pandemia en el mundo

Ayer se cumplió un año de confirmarse el primer paciente portador del Covid-19, según lo reportó la Organización Mundial de la Salud, mismo que tuvo lugar en China. De entonces a la han fallecido 1.3 millones de personas en el mundo, en México suman más de 98 mil difuntos, con casi un millón de contagiados, con 35 por ciento de ocupación de camas hospitalarios y 28 por ciento con ventiladores.

La infección ha sido nociva para la mayoría sectores de la economía nacional, regional y mundial. De los cuales el sector primario que comprende la agricultura, la ganadería y los frutales no han interrumpido sus acciones.

En otros rubros como el comercio, según la iniciativa privada de las 700 mil tiendas de la esquina registradas a nivel nacional 150 mil de estas cerraron por un descenso en la actividad comercial.

Y no obstante, que la autoridad federal insiste en que el país se impone a la pandemia lo cierto es que aún no se supera el primer brote, sino hay avances en ese sentido en algunas regiones como Tamaulipas que a pesar de compartir casi 400 kilómetros de frontera con Texas, la enfermedad no se ha desbordado en las población fronteriza.

La constante de la actividad primaria a mantenerse activa merece un comentario relacionado con la generosidad del campo, que se impone ante la mezquindad de la autoridad federal, que en los primeros 2 años de la gestión no solo a regateado recursos para el sector sino que ha cancelado proyectos importantes.

En este sentido la federación canceló este 2020 el programa de créditos a la palabra de los cuales el 2019 únicamente atendió a 3 municipios entre ellos Aldama, con 300 becerras, entregadas a los productores bajo ese concepto.

Se adelantó que para este 2020 la dispersión de recursos se duplicaría en esta región pero la Sader federal no abrió ninguna ventanilla, con el argumento sanitario de la pandemia.

Asimismo, desde el año anterior la misma dependencia había filtrado información relacionada con engordas de miles de toneladas de pollo y cerdo, que serían impulsadas por la federación para la región de los municipios de la sierra como son Tula, Bustamante, Miquihuana, Palmillas y Jaumave.

La idea que predominaba en los planes de la federación para Tamaulipas se desinfló, con la presencia de la pandemia en territorio nacional, aunque esa interpretación no es favorable para el gobierno central. Pues la idea original era aprovechar la cercanía de la producción de granos básicos con la región de la sierra, finalmente resulto un proyecto fallido como otros.

Y por supuesto que el recorte de recursos para esta entidad dejo sin argumentos al legislador tamaulipeco de Morena, Erasmo González Robledo, quien durante un acto publico en el Puerto de Tampico admitió que disminuyó 2.1 por ciento la partida presupuestal par esta entidad.

Noticias relacionadas