Convoca a crear masculinidades propias

Local Off 47

Redacción InfoNorte

NUEVO LEON.- La convicción de que deben existir diferentes “masculinidades”, de acuerdo a cada situación, solo si genera una sociedad equitativa y justa, fue la conclusión de Mario Alberto Lara Villanueva, coordinador del Centro de Equidad de Género e Inclusión de la Universidad de Monterrey.

“No hay solamente una masculinidad, la nueva masculinidad será aquella que hable de nuestra forma de participar, que genere una sociedad mucho más equitativa e inclusiva”, afirmó.

Lara Villanueva ofreció la conferencia Creando conciencia sobre el 08M, como parte del programa UDEM x TODAS, organizado por el Centro de Equidad de Género e Inclusión (CEGI) de la UDEM, que se desarrolló los días 5, 8 y 9 de marzo, en un formato virtual.

“Las masculinidades son estereotipos o roles que se nos imponen a los hombres y que restringen nuestro actuar: ser fuerte, valiente, proveedor y racional, porque si no lo soy, no soy hombre”, ejemplificó.

El especialista en Derecho señaló que, al estar obligado a cumplir con ciertos roles, como ser fuerte, proveedor o ser “la persona que no puede doblegarse”, el propio hombre se impone una carga emocional y relacionó el tema con estadísticas que revelan que la mayoría de los suicidios que suceden en México son de hombres.

“Existe esta carga que se nos impone por la sociedad patriarcal, que nos genera una problemática grave, que no nos es funcional y que nos hace generar un abuso emocional hacia nosotros con consecuencias graves”, sostuvo.

El profesor de la UDEM indicó que no es necesario desechar roles con los cuales pueda definirse cada quien, como hombre, pero deben determinarse en un consenso con la sociedad y con la pareja, siempre que esos roles no estén relacionados con el sexo de cada quien.

Durante su conferencia, Lara Villanueva destacó que, actualmente, en México, 11 mujeres son asesinadas diariamente, según un estudio de 2020 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, pero solo el 26 % de los casos se investigan como feminicidios, además de que el mismo estudio reporta que, durante la pandemia, los refugios de mujeres han tenido una ocupación de entre 80 % y 110 %.

Además, de acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, existe una alerta de género en 21 de las entidades federativas, acción impuesta por la ONU para identificar en México zonas geográficas –ciudades y estados– que tengan una tasa alta de feminicidios o de agresiones a mujeres, por lo que debe destinarse un presupuesto específico para combatir el índice de agresiones.

“El feminicidio es un tipo de delito penal específico que sostiene que la muerte que se genera a una mujer es causada por motivos de odio y por el hecho de ser mujer”, explicó el abogado.

Agregó que, sin embargo, hay varios colectivos que hablan de un 90 a 95 % de casos que pueden ser catalogados como feminicidios, aunque oficialmente solo el 26 % cumpla con los elementos de investigación para que se proceda a tipificar como solamente homicidio.

“Eso tiene un porqué: porque no quieren que se activen más estados con alerta de género, porque eso involucra una tensión internacional; al no haber números claros respecto a esto, está causando que las mujeres, cada vez más, sobre todo durante la pandemia, las mujeres se sientan sin la confianza de denunciar y sin el espacio para ser atendidas”, estableció.

Lara Villanueva abordó los diferentes tipos de violencia hacia las mujeres, desde la física y verbal, hasta la laboral, económica y patrimonial, entre otras, así como la existencia de un tipo de violencia imperceptible o “sexismo benevolente”.

“El sexismo benevolente es el que se da cuando un hombre ejecuta ese poder, pero a través de algo que la sociedad ve como ‘bueno’, lo que califica de ‘caballerosidad’”, expuso.

Previo a esa conferencia, Lara Villanueva impartió otra plática titulada ¿Qué celebramos hoy?, en donde aclaró que el Día Internacional de la Mujer es algo que debe conmemorarse, pero no celebrarse.

“Este momento no es un momento de celebración, es momento de conmemoración y de reflexión, debemos robustecer los trabajos que nos permitan que el Día Internacional de la Mujer se pueda en algún momento celebrar”, propuso.

Durante esta plática, afirmó que la imposición de sexismos o roles afectan a la mujer porque vienen a imponer un rol de poder, pero también afectan a los hombres, porque generan consecuencias negativas para ellos mismos.

“Es un tema grave que tenemos que trabajar como sociedad, pero si los hombres no ponemos de nuestra parte para deconstruir y eliminar este pacto patriarcal que existe, no se podrá trabajar”, apuntó.

El profesor universitario señaló que el trabajo de los hombres es también entender cuándo un espacio no es para ellos, como el hecho de sumarse a las movilizaciones de las mujeres: “en la medida en la que sepamos cuáles sí son nuestros espacios es como podemos hacer conciencia de este tema”.

El resto del día se desarrollaron también otras conferencias como Repensando la masculinidad, a cargo de Jesús Roberto Hernández Gómez, psicólogo clínico y coordinador de Grupos Operativos Propia; y Equidad de género y dignidad desde la reconstrucción del tejido social, con Roberto Ventura Cavazos, asesor de Organización Vecinal, del Programa de Reconstrucción del Tejido Social (RTS) de la UDEM; y Karla Hernández, coordinadora del Programa RTS.

Asimismo, ¿Cómo aprendemos a ser hombres?, impartida por Armando Ávila, coordinador de los Centros de Salud y Desarrollo y responsable del CESADE San Pedro de la UDEM; y Aliados en la diversidad, ofrecida por Sergio Pérez Valero, líder de Estrategia de Diversidad e Inclusión, Heineken México.

Por último, se desarrolló el panel Mujeres generando valor a través de la innovación, con la participación de Elda Barrón, profesora-investigadora de la Academia de Emprendimiento de la UDEM; Ximena Tamariz, exdiputada federal por NL; Maru “Capilú” Pérez, líder de Programa Superciudadanas, Mujeres del Mañana y Sembrando Líderes Empoderando; Ana María Peñuñuri y Ana Cecilia Álvarez, creadoras del recubrimiento inteligente que purifica el aire y protege superficies de polvo y contaminantes del aire, Pollumesh; y Frida Fernanda Leal Parra, de Gestión Comercial, Pollumesh.

Noticias relacionadas