Cena de Negros

Editoriales Off 21

MARCO ANTONIO VÁZQUEZ VILLANUEVA

Nomás se escuchó el lloradero…

Como concierto de plañideras se desarrolló la reunión del gobernador Américo Villarreal Anaya con todos los alcaldes de Tamaulipas, no era para menos, ya que desde que iniciaron labores con los presupuestos que tenían a su encargo no los dejaban comprar ni un lápiz, las obras antes de ser proyectos tenían un dueño, es decir, nomás los que pudieron gestionar recursos federales tuvieron la capacidad de quedar bien con su gente, lo triste es que en general resultaron malos para la gestión, tanto que se ve difícil su reelección, es más, será un milagro que no caigan al bote si no se ponen las pilas y comienzan a soltar las sopas sobre la forma como se desviaron los recursos.

El gobernador, hay que decirlo, resultó hábil, les puso el hombro para que pudieran llorar a gusto, es más, les ofreció un trato directo, ya sin los famosos delegados, también igualitario, fue generoso incluso, les prometió enviar su Plan Estatal de Desarrollo antes de que se publique a fin de que sean los ediles los que propongan lo mejor para sus municipios.

Más allá de lo que venga el acto en si tiene más interpretación política que de proyectos y desarrollo, se trata que los gobiernos municipales, 35 de ellos con el sello del cabecismo, se van sumando a la causa del gobernador Américo Villarreal y se desactiva de esa forma la posibilidad de que se veten reformas constitucionales que va a requerir esta administración en corto plazo, vaya pues, se van abriendo los candados de todo aquel blindaje que los secuaces del exgobernador presumían perpetuos e inviolables, como si fueran pactos eternos.

Digo, también hay que ser claros de que muchos diputados sienten respeto o necesidad por los presidentes municipales, saben que sin ellos no ocuparan el cargo que desean, es más, que podría ser hasta imposible que se reelijan, y quizá por ahí va la cosa.

Por supuesto, los presidentes municipales ya no sienten la presión ni el amor por el cabecismo de hace 17 días, o en el caso de algunos que todavía tienen su corazón latiendo a ese ritmo nomás se trata de no apendejarse, de sobrevivir, de entender que menospreciar la mano que les tendieron era cuestión de vida o muerte política, de su libertad o reclusión en la cárcel de Tamatán.

Obviamente es más que ilustrativo todo el lloriqueo que se escuchó, la demanda de apoyos, de más recursos, de obras, de que los rescaten solo fue un acto de reflejo, pero evidenció la forma como el cabecismo los saqueo a casi todos, a algunos con recursos a otros con predios, a los más con puestos para sus amiguitos y amiguitas, para sus cómplices y socios de los cuales ya se quieren deshacer, pero además los oprimió con amenazas que llegaban desde el Congreso o la Fiscalía Anticorrupción.

Hoy la realidad es que muchos funcionarios municipales apestan a pasado reciente y ya no son gratos, no para el objetivo de casi todos los presidentes municipales que es hacer algo por sus vida, para librar la cárcel, para trata de corregir los rumbos en los siguientes dos años.

Así la situación, la primera reunión del gobernador Américo Villarreal Anaya con los alcaldes de Tamaulipas resultó con más política que otra cosa, por el lado de los ediles parece que les cayó por fin el veinte de quien manda en Tamaulipas, de que son libres y se desahogaron, de ellos nomás se escuchó el lloradero; por el lado de quien manda en Tamaulipas recibieron el hombro y la no despreciable propuesta de trabajar juntos en los futuros proyectos que, hay que decir, son muy diferentes, el de los ediles es salvar su pellejo y el del mandatario estatal conseguir la gobernabilidad completa en el Estado para que el proceso de transformación que propone aterrice, de eso se trata o, por lo menos, eso parece…

AQUÍ LA INFORMACIÓN OFICIAL DE LA REUNIÓN… En el gobierno de la transformación, la figura del enlace municipal como intermediario del diálogo entre los presidentes municipales y el gobernador “ha caducado, ha quedado sin efecto, mi comunicación con ustedes será directa”, aseguró el gobernador Américo Villarreal Anaya, quien reiteró que es tiempo de iniciar una nueva etapa de conciliación en todo el territorio tamaulipeco.

“No habrá más enlaces del gobierno del estado en los municipios. Esa es una tarea que la hará con mucho gusto su amigo el gobernador”, expresó.

“Entre nosotros mediará siempre el respeto, que es un valor en el que creo firmemente y he practicado toda mi vida. El Gobernador de Tamaulipas es y será siempre respetuoso de la investidura de cada una, de cada uno de ustedes”, indicó.

Al reunirse por primera vez con las y los 43 presidentes municipales, en lo que consideró un ejercicio democrático e inédito en los últimos tiempos en el estado, el gobernador Américo Villarreal reiteró que el pueblo tamaulipeco desea que todos trabajen en unidad y que el diálogo sea permanente, sin polarización.

“El pueblo entero, las fuerzas sociales, la mayoría de los actores políticos y todas las personas de buena fe, piden que les demostremos en los hechos, que somos capaces de dialogar, de entendernos, de construir un proyecto de unidad en el que cada quien esté representado, esté incluido y tenga una voz que se escucha”, manifestó.

En la reunión celebrada en el Salón Independencia de Palacio de Gobierno, el jefe del ejecutivo estatal, acompañado por el Secretario General de Gobierno, Héctor Joel Villegas González; del Secretario de Seguridad Pública, Sergio H. Chávez García y del Jefe de la Oficina del Ejecutivo, Ricardo Guerrero Morales, escuchó de voz propia de las y los alcaldes, las tres principales carencias de cada comunidad y estuvo atento para conocer las necesidades que más le duelen a las y los tamaulipecos y por las que, aseguró, se trabajará para que la transformación sea una realidad.

“Empecemos siendo colaborativos entre nosotros, para acrecentar la confianza ciudadana en sus autoridades de los tres órdenes de gobierno y podamos escalar hacia una sociedad verdaderamente colaborativa, más participativa, capaz de aprovechar los principios de la cohesión y la mayor capacidad resolutiva que surge de la cooperación”, apuntó.

“Si logramos eso, entonces sí demostraremos que Tamaulipas podrá volar mucho más alto y que volverá a ser, un referente nacional de prosperidad, de justicia, de paz, y con un bienestar mucho mejor distribuido en los 43 municipios de nuestra tierra; que es lo que todas y todos anhelamos”.

Luego de haber escuchado una larga exposición de los 43 presidentas y presidentes municipales, donde se pusieron de manifiesto carencias en materia de salud, obras públicas, seguridad, abastecimiento de agua, de reactivación económica, de falta de apoyo al campo y de la urgencia para generar empleos y contar con más recursos en los Ayuntamientos, el Gobernador anunció también que en breve, les hará llegar el anteproyecto del Plan Estatal de Desarrollo, para que puedan nutrirlo y fortalecerlo y que sea la forma en que se conducirá el Gobierno.

“Que en eso nos enfoquemos por el bien de Tamaulipas y de los tamaulipecos”, finalizó.

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas