Interiores

Editoriales Off 29

Por Carlos López Arriaga

Organizada y desorganizada

Cd. Victoria, Tam.- No son nadamás los cárteles, mire usted. La crispación profunda del país incluye iniciativas violentas de carácter individual que operan con lógica propia, no siempre de negocios.
Como, por ejemplo, el que una pareja propine bestial golpiza a una maestra tan solo por haber regañado a su pequeño alumno en la mexiquense municipalidad de Cuautitlán Izcalli.
Abuso que padeció la educadora, aunque también lo sufre el niño, hoy que sus padres están en prisión, luego de que el providencial video de los hechos se tornó viral en redes y la autoridad intervino. Fueron detenidos y vinculados a proceso.
La violencia entre particulares, al margen de cualquier organización mafiosa, está a la orden del día. Del infeliz que arrojó un perro en aceite hirviendo las redes señalaron que actuó movido por su frustración, ya que los dueños del establecimiento no pudieron (o no quisieron) cumplir un cobro de piso.
Que no haya tenido el poder de fuego para atacar al negocio y se haya conformado con matar a la mascota nos da una dimensión de sus alcances, su tamaño. Delincuente solitario.
Recién fue dado de alta un joven en San Luis Potosí que a sus escasos 15 años había decidido ocupar sus vacaciones para juntar algo de dinero trabajando en y restaurante y fue agredido a puñetazos en cabeza y rostro (“en más de 20 ocasiones”, dice la nota) por un karateka que perdió los estribos por no ser atendido a tiempo.
De manera similar, la difusión amplia del suceso alertó a las autoridades y el propio gobernador potosino hubo de intervenir para movilizar a la policía en la búsqueda del patán. Está plenamente identificado, hay ficha roja en su búsqueda, en espera de prontos resultados.
Hay un saldo constante (y, peor todavía, creciente) de policías muertos cada semana en todo el territorio nacional. En Xochimilco una mujer es sorprendida robando en un mercado y (muy molesta porque la interrumpen en su trabajo) propina una felpa tremenda a una agente policial. Las fotos de ambas están en los medios desde ayer.

HUMAREDA NACIONAL
Demasiado caliente el ánimo colectivo y no solo por la canícula que, por cierto, termina el próximo 11 de agosto. Tampoco es asunto del cambio climático.
Son las carencias y la desconfianza en la ley o (incluso) la expectativa de que esta no se cumplirá o podrán evadirla mediante arreglos a trasmano y artilugios de barandilla.
Apenas inicia agosto y ya el tema de Ayotzinapa enciende expectativas y reclamos en portales y blogs, pese a que el noveno aniversario de dicha masacre se cumple hasta el 27 de septiembre próximo.
La impresión es que las autoridades transitan sobre su propia inacción y sobrellevan el asunto durante las semanas críticas, en lo que pasa la fecha y se acallan por cansancio (como cada año) los reclamos.
Mientras el subsecretario de Gobernación ALEJANDRO ENCINAS ratifica a quien quiera escucharle que la justicia a los normalistas de Guerrero es “asunto de Estado”.
Lo cual no parece importar mucho a los abogados de JOSÉ LUIS ABARCA, exalcalde de Iguala y operador principalísimo de la matanza, que alistan más recursos para impugnar su sentencia.
El caso Ayotzinapa, como el crimen de FRANCISCO RUIZ MASSIEU, forman parte hoy de los aniversarios septembrinos, amén de las fiestas patrias (13, 15 y 16 de septiembre). Junto a la luz de las conmemoraciones oficiales, los recuerdos negros.
Guerrero es un polvorín. En la entidad gobernada por la “Torita” EVELYN SALGADO, un grupo armado asesinó al empresario que manejaba la campaña de MARCELO EBRARD en ese estado, también al hijo de dicho operador. Luego se dieron a la tarea de eliminar a un testigo circunstancial, conductor de un transporte de pasajeros.

VOTARON POR ELLOS
El país entero está que arde. En julio pasado quitaron la vida a una operadora veracruzana de ADÁN AUGUSTO LÓPEZ. Mientras que Monterrey no sale todavía de la sorpresa tras la ejecución del director jurídico del congreso local, vinculado al grupo PRI-PAN que hoy se confronta con el gobernador SAMUEL GARCÍA.
Mandatarios sin experiencia, la opinión pública advirtió con tiempo sobre el riesgo de empoderar a gente como EVELYN y SAMUEL. Hoy la gente de ambas entidades paga las consecuencias.
Pero también en este país exportamos problemas. Hay mexicanos desaparecidos en Alemania, Canadá y California que son tema de nota nacional.
Sobre el caso reportado en Berlín, el presidente LÓPEZ OBRADOR se refirió en su mañanera de este jueves. Hay pistas, cierta idea de lo que en verdad ocurrió, pero sin resultados.
Son años de nota roja intensiva, los nuestros. El monstruo de la violencia se disparó en la segunda mitad de VICENTE FOX, alcanzó niveles de alarido con FELIPE CALDERÓN, se entronizó con PEÑA NIETO y hoy opera con agenda propia sin importar que partido gobierne.
FOX se dejó atrapar por la fantasía de que un solo cartel (el del Pacífico) dominara en los cuatro puntos cardinales del país. Desató una guerra interminable y el reclutamiento masivo de sicarios que luego adquirieron autonomía respecto a sus mentores.
CALDERÓN llegó al poder con el sello de gobernante espurio y para legitimarse ordenó una ofensiva anárquica y sin programa contra los viejos cárteles de la droga. El resultado fue el desastre que todos conocemos.
PEÑA hizo de ambos antecedentes un compromiso de seguridad y justicia que firmó (como le gustaba) ante notario público. Los casos de Tlatlaya y Ayotzinapa enterraron sus sueños.
Tampoco los abrazos han funcionado hoy en día. Visto estaba desde un principio que la manga ancha jamás apaciguaría los apetitos delictivos. Más bien los institucionalizó y les otorgó arraigo.
Mirando hacia el 2024, el reto para los estrategas de seguridad nacional es la formulación de propósitos y programas que hagan una lectura cabal de los modelos fallidos en los últimos cuatro sexenios, lo cuál incluye una buena dosis de autocrítica. En qué se equivocaron y por qué.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com
WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas