Interiores

Editoriales Off 68

Por Carlos López Arriaga

Quo vadis Eugenio?

Cd. Victoria, Tam.- Por supuesto, no se va a quedar quieto. Jamás lo estuvo durante su estancia temporal en Tenango del Valle, donde organizó grupos de acondicionamiento físico y de lectura. Menos ahora que anda libre.
La lógica inmediata convoca al descanso, los espacios abiertos, aire y sol. Horizontes amplios donde la vista se extienda sin topar con pared. También al reencuentro franco con un clan familiar como son los HERNÁNDEZ, donde el dolor de uno, es dolor de todos.
Desconfié en un primer momento de la nota cuando leí este viernes que el exgobernador de Tamaulipas saldría libre. No fui el único que se resistió a comentarlo en redes. Entre otras razones porque ya se acumulaban algunas tentativas fallidas, donde el lector giró de la expectación al palmo de narices.
Se abría un paréntesis de prudente espera. Desde la primera mitad del día cobró fuerza en medios nacionales la especie de que saldría a las tres de la tarde, pero pasaban las horas y seguíamos en las mismas.
La tarde se alargó y lo que prevalecía era la posibilidad enunciada pero huérfana de datos duros, sin registro aún de su liberación. Oscureció y el asunto siguió en veremos. La moneda en el aire.
Razón de más para instalarse en el escepticismo. Circulaban versiones de que ALEJANDRO GERTZ MANERO estaría inconforme con dicha decisión judicial.
Aunque en paralelo se comentó que los presuntos dichos del fiscal federal eran “fakes” mal intencionados, ya que GERTZ ni siquiera tiene cuenta en #Twitter (#X).
A las 20 horas con 58 minutos, AZUCENA URESTI, conductora regia de MLENIO, subió el video de una Subúrban blanca entrando a un estacionamiento bajo estricta vigilancia policial. A lo cual añadió lo siguiente:
-“Ingresa una camioneta al penal de Tenango Del Valle, por lo que se espera que en cuestión de minutos salga de prisión bajo libertad condicional, el exgobernador de Tamaulipas.” (https://twtr.in/3U99).
Al primer golpe de vista no hubo manera de distinguir conductor ni tripulantes. Solo siluetas tras los vidrios ahumados, aunque un furtivo flashazo de la prensa iluminaría al copiloto durante una fracción de segundo.
El video puesto en cámara lenta, cuadro por cuadro, nos revelaría la identidad de MARIO RUIZ PACHUCA, exdirector de comunicación social durante el gobierno de HERNÁNDEZ FLORES. Desde el lugar de los hechos se reportaba también su principal operador político RICARDO GAMUNDI ROSAS.
La espera se hizo larga, entre rumores de que el gobierno obradorista estaría inconforme con la orden de libertad y que la fiscalía daba su última batalla para retener al exgobernador tras las rejas. Solo rumores.
Fueron horas que debieron parecer eternas para EUGENIO quien desde temprano se reportaba listo para su salida, vestido nuevamente de civil y con las maletas hechas. Así aguardó hasta poco después de las tres de la mañana. Ya era sábado cuando recuperó su libertad.
Fin de una etapa, atrás queda el pueblo de Tenango y esa cárcel VIP con su laberinto de crujías, torres y faros con visión nocturna alimentados con paneles solares, inaugurada en 2016 por el entonces gobernador mexiquense ERUVIEL ÁVILA.

BATALLA PENDIENTE
Fue un proceso largo y sinuoso que requirió un gran acopio de paciencia entre familiares, amigos, excolaboradores y el abogado defensor JOSÉ JAVIER LÓPEZ GARCÍA, cuyo argumento central era siempre que su cliente: -“…fue privado de la libertad ilegalmente por diversas autoridades de la anterior administración, quienes trataron por todos los medios de mantenerlo preso, a pesar de saber lo insostenible de sus acusaciones.”

La inocencia del tamaulipeco estaba dictada desde el 28 de octubre del 2022, cuando el juez de control ALDO RENÉ ROCHA SÁNCHEZ dispuso su libertad, acatando una ejecutoría de amparo.
Decisión que una semana después, el 2 de noviembre, sería secundada por el juez primero penal SANTIAGO ESPINOZA CAMACHO, ordenando también la liberación.
Finalmente, el pasado viernes 25 de agosto, el juez primero de distrito ANTONIO VALERIO PINILLOS concedió el amparo final.
El cual permitirá al acusado enfrentar fuera de prisión el último proceso en su contra, promovido por la Corte Federal del Distrito Sur en Texas, por presuntos delitos económicos.
Le queda un último escollo, pues, antes de cantar victoria de manera total. La diferencia es que ahora está junto a su familia y atenderá los retos venideros en condiciones más benévolas.
¿A dónde va EUGENIO?… En medios se especula sobre su posible retorno a la política, sobre todo ante la perspectiva del 2024, cuando estarán en juego una cantidad notable de cargos electorales.
Lo cual, por lo pronto, se antoja difícil si consideramos que el ingeniero HERNÁNDEZ tiene todavía un proceso por resolver, una dura batalla por librar. Asignatura pendiente que le va a ocupar cierto tiempo.
De sortear este obstáculo, lo que sigue es su reinserción en el medio regional y todo indica que volverá a su hábitat natural en la iniciativa privada. Es ingeniero civil y mucho antes de meterse a la política ya era un activo empresario de la construcción.
Su negocio de aquellos años, Golfo Laguna, edificó, entre otras obras de importancia, el supermercado de Avenida Tamaulipas y Fidel Velázquez en Ciudad Victoria.
Por ahí lo veremos, aunque la condición de exgobernador pudiera eventualmente servirle para impulsar gente afín dentro del servicio público.
Por lo pronto, el susodicho se encuentra ya en condiciones de hacer suya aquella canción memorable de la banda Chicago, muy apropiada a su coyuntura actual: “Happy Cause I’m Going Home” (https://ytube.io/3j3T).
Algo así como estar feliz porque regresa a casa.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com
WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas