Cena de Negros

Editoriales Off 71

Marco Antonio Vázquez Villanueva

Mucha sangre derramada…

Hace 113 empezó en México un movimiento armado con el objetivo de lograr libertad, equidad, hacer una mejor distribución de la riqueza, que los campesinos tuvieran tierra y en materia de democracia que el sufragio fuera efectivo y no hubiera reelección.
Bien dicen que el hubiera no existe, quizá por eso México se encuentra peor que en aquella época, la tierra no la tienen los campesinos, carecemos de libertad, la distribución del dinero sigue siendo como del 90 por ciento para unas 100 familias y el resto para el infeliciaje y hasta son tiempos de discutir si el sufragio es efectivo y no existe la reelección y no le hablo solo del mismo personaje, también hay que analizar cuando algunos políticos intentan heredar sus puestos a los amigos, compadres, parejas, etc.
Y la pregunta es, ¿por qué si estamos peor que hace 113 años no hay una revolución?, quizá la respuesta sea muy sencilla, el principal problema de México es que no tiene héroes y no hay liderazgos, se carece de personajes a los cuales la gente les pueda creer por lo menos el nombre que ostentan.
No se equivoque, a 113 años de la Revolución Mexicana la petición no es de tomar las armas, este México no aguanta una revuelta, no podemos llamar más violencia porque se acaba todo, nuestros hijos sufrirían e incluso caerían muchos inocentes como ocurrió aquellos tiempos.
Me explico, lo que ahora necesitamos es un Francisco Villa, pero no el que cobraba por que le filmaran sus escaramuzas para seguir inyectándole dinero a su revolución, o el ambicioso que se sentó en la silla presidencial, no, requerimos al Francisco Villa de las ideas, al revolucionario que buscaba un mejor reparto de la tierra, al revolucionario que buscaba un mejor nivel de vida para los de a pie, en suma, necesitamos al líder que era seguido por miles y miles de personas.
Igual este México lindo y querido requiere de un Francisco I. Madero, al hombre de la propuesta democrática, al que cansado de una dictadura y un gobierno represor llamó al pueblo a las armas para recuperar al país y hacer política nacional y hacer una nación más libre, más llevadera y digna para sus habitantes.
Pero, sobre todo necesitamos un Emiliano Zapata, hombre que se distinguió por sus dotes en la lucha cuerpo a cuerpo, en la guerra, pero más por su idealismo de ver que la tierra fuera para quien la trabaja, de llamar a la gente a la protesta, de invitarlos a morir de pie antes que vivir de rodillas.
Vea, voltee a cada uno de los políticos y no encontrará a ninguno que se pueda llamar líder, que pueda convocar al pueblo a una revolución de ideas, a una protesta inteligente que obligue al gobierno a llevarnos a mejores estadios, y eso preocupa.
Más porque la sociedad tampoco participa, no hemos entendido que es urgente no dejar más solos a los políticos y hablo en todos los sentidos, no dejarlos solos en su propuesta de gobierno, acompañarlos y trabajar juntos hasta hacer mejor las cosas, y menos dejarlos solos en su forma de ejercer presupuestos, ya se vio que no lo hacen bien si les firmamos un cheque en blanco la mayoría de ellos se roban todo lo posible, entonces hay que vigilarlos.
Hoy da pena que en México tenemos a varios de los hombre más ricos del planeta y al mismo tiempo que el 70 por ciento de su población viva con algún grado de pobreza, que haya 10 millones de personas muriendo de hambre o de enfermedades asociadas con este problema por una mala nutrición al no tener para comer tres veces al día, a veces ni dos, y en situaciones extremas, no comer por varios días.
También da pena hablar de las esposas, hijos, novias, amantes de funcionarios que se dan vida como de aristócratas cuando todo el dinero que gastan se lo han robado del presupuesto público dirigido a los más pobres.
Más pena da ver a los juniors con Ferrari a la puerta, o a los novios de las políticas o novios de los políticos que se llaman sobrinos y también viven como reyecitos.
Igual tristeza provocan muchas alcaldesitas o funcionarias de alto nivel se les llame princesas y no por la sangre que les corre en las venas sino por la forma de vida que llevan gracias al presupuesto que ejercen.
Esa es nuestra realidad, por ello el llamado es a retomar los ideales de la revolución, a hacer nuestra propia revolución mexicana, no se necesita mucho, solo participar todos, solo vigilar todos, solo buscar los verdaderos liderazgos que puedan conducirnos a una vida más digna, libre, y democrática, sintetizando, hacer que valga la pena tanta sangre derramada.
AMÉRICO, LAS GRANDES LIGAS…
Para quienes aún duden del fuerte acercamiento entre el gobernador Américo Villarreal Anaya y la candidata presidencial Claudia Sheinbaum, la recomendación es que revisen videos y fotografías del acto donde fue presentada ya como precandidata de Morena-PT-Verde en la llamada coalición Sigamos Haciendo Historia.
Américo fue parte del presídium, de la toma de decisiones en el arranque formal de la guerra por la elección presidencial en el 2024.
La relación del gobernador tamaulipeco será mucho más fuerte que con Andrés Manuel, el actual presidente, que ya es excelente, así que si los enemigos tienen lana bien les convendría mejor apostarle al futuro político de Villarreal Anaya en lugar de tirarla al seguir soñando que algún día se caerá Tamaulipas y regresarán ellos al poder…
POLÍCIA POR MÁS DE 40 AÑOS… Por más de cuatro décadas, el Policía Tercero, Raúl Mota Castillo, ha servido dentro de esta corporación actualmente denominada como Guardia Estatal, en la cual ha escrito una historia de orgullo y sacrificios que se tradujo en el inicio de un legado familiar.
En la década de los ochenta, ingresó a la entonces Policía Rural, motivado por la búsqueda de una estabilidad económica; esto le permitió conocer los 43 municipios de Tamaulipas y sus colindancias con otras entidades y el río Bravo, recopilando anécdotas de sus entrenamientos, como los accidentes a caballo.
En este sentido, reconoció que la capacitación policial ha mejorado con el apoyo de las nuevas tecnologías y la voluntad de quienes ocupan cargos superiores dentro de la corporación y permiten la profesionalización constante del personal.
Su ejemplo, inspiró a sus hijos a servir como policías durante más de una década, “para ser policía, tiene que tener uno condiciones, tiene que tener más que nada espíritu de servicio, dejar todo a veces a cambio de nada, deja uno familia, hijos, nietos, todo, pero se siente muy bonito ser policía”, dijo.
Durante la reciente conmemoración del Primer Aniversario de la Guardia Estatal, Mota Castillo recibió un reconocimiento por parte del gobernador Américo Villarreal Anaya, esto, representó una gran satisfacción personal y un orgullo para su familia.
Actualmente, se desempeña dentro del área de Policía Auxiliar de la Guardia Estatal e invitó a las y los nuevos integrantes de esta corporación a honrar el uniforme y recordar por qué decidieron ingresar a esta carrera cuyo principal requisito es la vocación de servicio.
“Ser policías es un gran orgullo, no es una carrera cualquiera, es de las más difíciles que hay y es un gran honor, el policía tiene que ser leal, tiene que ser objetivo, sabe que, si ahorita está vivo, mañana quién sabe”, externó.
Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas