Campanario

Editoriales Off 36

Martín Sánchez Treviño – El año electoral y el Covid-19

Conforme la pandemia aplaza su ciclo intenso en México, los partidos políticos se preparan para el arranque del año electoral del 2021, donde se renovará la Cámara Baja de Diputados Federales y  en alguna entidades como Tamaulipas habrá elecciones y reelecciones de Presidentes Municipales, por ello hay una actividad de baja intensidad pero perceptible de los gobernantes de Morena y Acción Nacional, pues el resto de los partidos no figuran en el escenario nacional

En la Ciudad de México, donde se supone que Morena tiene el grueso de sus simpatizantes hay preocupación en algunos grupos que simpatizan con el Gobierno de la 4T, pues consideran que Acción Nacional es el único partido que le ven capacidad para disputarle al partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la mayoría en el Congreso Federal.

Más aún sube de tono la alerta azul, pues se estima qué si el PAN gana en las elecciones del 2021, se perfilaría en automático, la próxima contienda por la presidencia de la república. La explicación que algunos habitantes de la Ciudad de México postulan, estriba en que el jefe del Ejecutivo Nacional ha sido reincidente en posturas que han generado desencanto en los millones de votantes que cruzaron la boleta para su llegada a Palacio Nacional.

Como capitalinos, vaya qué si les preocupa el regreso del partido albiazul lo mismo a la Cámara de Legisladores, con la proyección hacia la contienda inmediata por la Presidencia de la República. Pue hasta en organismo como el Instituto Nacional Electoral, lo mismo que en otro de los 3 Poderes, como es el Judicial, Los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación han mostrado sus reservas, por expresiones y actitudes faltas de ortodoxia que se habría perdido en la ortopraxis política, no propia de la figura presidencial, pero que se pretende justificar de que hay una distinción entre los que gobernaron antes y la denomina 4T.

Sobre todo, porque son cuestionables las asignaciones directas de obras relevantes que no fueron licitadas y que por lo mismo se advierte una opacidad más severa que en los gobiernos inmediatos anteriores, lo mismo que la reducción al presupuesto de organismos, dependencias y Poderes del Estado.

Uno de estos organismos públicos descentralizados es el Instituto Nacional Electoral, el cual parece y hay evidencias de que con los recortes presupuestales se pretende someter, tener el control como lo tuvieron lo mismo el PRI que el PAN, pero en esos gobiernos no eran tan obvios. Pues actualmente tal parece que lo menos importante es lo que la población se entere.

Es decir, antes había sospechas y hoy hay evidencias.  y estas se presumen. Por ese motivo los capitalinos están preocupados, porque no esperaban la misma sopa, sino porque está más aderezada que antes.

Resulta entendible la percepción de los capitalinos, ya que durante las administraciones panistas no fueron prosperas para una población volcada hacia el PRD y Morena en los años mas recientes. Por lo mismo, no ven a otro fantasma electoral, sino lo riesgos de una contracción de las “bondades” obtenidos durante la época del perredemorenismo.

En otro orden, un paréntesis para precisar que por error involuntario en la entrega de ayer este redactor citó a José de los Santos Fraga como Primer Presidente del Instituto Estatal Electoral, cuando su nombre correcto e Javier de los Santos Fraga.

Retomando el tema del futurismo electoral, Marco Cortés, Dirigente Nacional del PAN ha sido preciso y directo. Vamos por la Cámara de Diputados, quizá por ello en el ex Distrito Federal sus habitantes, estén más que preocupados.

En este escenario, se dio la desaparición de las fracciones del Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, por una parte, para obligarse a ambos paridos a definirse desde hoy si jugaran con los azules o los morenos.  El PRI pareciera muy proclive a Morena pero en entidades como Tamaulipas, se sumaría al PAN.

En otro asunto, los diarios nacionales le dieron la portada a Zoé Robledo, luego que el titular del IMSS en el país hizo público su estatus de positivo al Covid-19. La revelación resulta patética, pues evidencia el estado que guarda una institución médica, qué en las últimas administraciones, incluida la mal llamada 4T, no ha resuelto de fondo las demandas de los afiliados.

En esas clínicas, es donde se han presentado los contagios de personal médico más escandalosos durante la pandemia del Coronavirus. Que el Director General o Nacional de esa institución, este contagiado. Es lo único que le faltaba al Sistema de Salud Mexicano.

A nivel estatal, el Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, informó que la Secretaría e la Defensa Nacional, dispuso 3 espacios para atender la emergencia del Covid-19. Por lo mismo se instalarán 2 unidades de operativas en instituciones de la milicia en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico.

Reynosa tiene su sede la Octava Zona Militar y en Nuevo Laredo un Regimiento Motorizado de Caballería y en el Puerto de Tampico hay un Hospital Regional Militar, que data de la época del ex sólido Sur, cuando la sede de la Octava Zona estaba en el Centro Regional de las Huastecas.

También el gobernante participó en una reunión interestatal con sus homólogos de Nuevo León y Coahuila.

Por cierto, la Secretaria de Salud de Tamaulipas, informo que el domingo anterior se presentó la cifra mayor de fallecidos por Covid-19. Con 5 difuntos víctimas de la enfermedad.

En el mismo sentido los 43 Ayuntamientos, sobre todo los que comprenden las ciudades relevantes de Tamaulipas aplican programas encaminados a apalanca las economías regionales donde hay mayor incidencia, donde hay incidencia de la crisis sanitaria. En la capital del estado, la Dirección de Desarrollo Económico abrió ventanillas para agilizar paquetes de créditos y atención a quienes buscan empleo.

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Síguenos por Twitter

Facebook