Campanario

Editoriales Off 36

Martín Sánchez Treviño

La Carta de Delfina

Pobre mujer ni una pizca de la mal llamada escuela mexicana está en su lenguaje “pedagógico” con motivo del regreso a clases de los estudiantes de educación básica. La educación esta en su peor momento, sin un ministro que domine la idea y los contenidos de lo Esteban Moctezuma Barragán plasmó en su proyecto como titular de esa área relevante para la niñez y la adolescencia mexicana.

El contenido de la misiva de la secretaria de educación no era para tanto, pues únicamente hizo un llamado para que los padres de los 19 municipios donde se reanudaran las clases presenciales, en uso de su responsabilidad revisaran el estado de salud de sus hijos, como tomarles la temperatura y verificar que no presentaran cuadros similares al Covid.

En reacción profesores y padres de familia reviraron en contra de la mujer que en definitiva no puede con el cargo, pero que no puede ser destituida porque su salida se interpretaría como un error del Monitor de Palacio Nacional.

Lo cierto, es que en la población de profesores y padres de familias hay un humor pesado en contra de cualquier autoridad. Pues ciertamente han confirmado que la vacunación de los habitantes es mínima y el avance de la tercera ola de contagios es resultado de la irresponsabilidad de las autoridades federales y estatales que sin medir consecuencias, hicieron campañas desbordantes para obtener el voto de los electores el 6 de junio anterior.

Y el resultado final de esa aventura no beneficio a Morena porque perdió la mayoría en la cámara de diputados y los estados además de perder gubernaturas también fueron derrotados en los Congresos Locales.

Por ese motivo la disputa entre la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y el subsecretario de salud esta para caricatura por el pleito que se traen por el semáforo para esta población, como si la señalización fuera el mejor de los antídotos para frenar los contagios y, por ello los especialistas hablan actualmente de un cuarto rebrote de la pandemia.

Pero el nuevo reto de la población es como enfrentar la enfermedad con la nueva normatividad que la autoridad ha difundido y para la cual no ha invertido un solo centavo tanto el gobierno federal como los estados de la República.

Y por ello una de las razones por las que el Monitor reviró en el sentido de recular el contenido de la misiva de la Secretaria de Educación, es porque ya “no quiere queso” y dejo a la libertad y responsabilidad el enviar o no a los estudiantes a las clases presenciales, no obstante que el mismo Monitor dijo que, “llueva truene o relampagué el 30 de agosto se reanudaran las clases presencial.

Lo cual no es extraño, remerber, dijo que el avión se rifaría y dejó los rayones, que iba contra el ex Presidente Enrique Peña Nieto y eso no ha ocurrido. Que acabaría con la corrupción y la gestión de Morena es peor que el PRI u otra denominación

Noticias relacionadas