“Nos duele hasta el alma”…

Estatal Off 80

Redacción InfoNorte

Tamaulipas.- Familiares, amigos y comunicadores despidieron al periodista Antonio De la Cruz, con una misa de cuerpo presente en la Catedral del Sagrado Corazón y después fue sepultado en el panteón Jardines del Cielo.

La celebración religiosa se realizó a las 10:00 horas y la ofició el sacerdote Joaquín Montoya, ante una gran cantidad de asistentes.

A la misa acudieron decenas de comunicadores para acompañar a la familia de Antonio De la Cruz, entre ellos los directivos y todo el personal que labora en el periódico Expreso, donde él trabajó durante 23 años.

También había reporteros de los diferentes medios de comunicación, fotógrafos, camarógrafos, corresponsales estatales y nacionales, columnistas, conductores de noticias y cronistas deportivos. También estuvo el diputado local de Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas.

Luego de leer la lectura del Evangelio Según San Juan, en la homilía el padre Montoya invitó a los presentes, “agradecer al Señor porque en el señor Antonio nos regaló a un esposo, un papá, a un hermano y pues también nos a un compañero”.

Dijo que era un momento de reconciliación, “porque para entrar al Reino de Dios debemos de perdonar siempre, el corazón que perdona es aquel corazón que perdona”.

En el punto tres, el presbítero dijo que hay que pedirle al Señor, “por nuestro hermano, para que perdone sus pecados con la esperanza de la resurrección”.

Se refirió también a pedirle Dios fortaleza, “encontrando precisamente en estos momentos de dolor y de dificultad con la presencia de Dios; es como dice el Salmo, está escondido pero su presencia late”.

La misa duró una hora y al concluir un cortejo fúnebre cruzó la ciudad hasta el panteón Jardines del Cielo, ubicado en el kilómetro 9 de la carretera Ciudad Victoria a Matamoros. En todo momento hubo presencia de policías estatales.

Ante el dolor de la familia y los asistentes, el periodista Arturo Rosas fue quien dirigió un emotivo mensaje para recordar a su amigo y compañero de toda la vida.

“Toño De la Cruz siempre se esmeró por cuidar cada detalle que requería su familia… Fue una persona honesta, de grandes sentimientos, que vivió cada minuto, y disfrutó cada segundo de su vida y creo, estoy convencido, lo hacía inspirado siempre en su familia”, expresó.

En sus palabras, Rosas describió a su amigo como una persona sencilla, con la virtud de saber escuchar y observar para saber tomar mejores decisiones; mencionó que, “emocionalmente es un golpe muy fuerte, sin duda para su familia, pero también para sus amigos, quienes crecimos con él en esta profesión”.

Y añadió: “Toño fue un gran reportero, porque era una persona buena, no era una persona mala, porque para ser un buen reportero se necesita ser bueno, y Toño era un hombre bueno, muy bueno. Todos, los que queremos a Toño, nos duele hasta el alma, nos duele verlo partir así”.

Noticias relacionadas