La Pared

Editoriales 0 33

Ricardo Hernández – ¡Estudias o juegas!

Desde hace ya algunos años ha ido transformándose esa frase que, en su momento fue una gran esperanza para muchos jóvenes y para otros  fue un muro para su crecimiento. El joven de secundaria o inicios de preparatoria con condiciones (Talento) para patear un balón de futbol, tenía ese dilema de elegir entre jugar o estudiar porque sus entrenadores y sobretodo los “buscatalento” de esa época ponían esa condición en la mesa. La mayoría de los jóvenes metidos en esa encrucijada tenían la idea de que el futbol era el escaparate perfecto para salir de alguna situación económica precaria o solamente cumplir el sueño y tener “éxito” con el simple hecho de enfundarse en una casaca de un equipo profesional.

Hoy se puede decir que es diferente, ojo, solo hablo del futbol mexicano, aunque sigue en pañales el tema de la “educación integral”, también exclusivamente en el futbol mexicano, sigue existiendo dentro del medio, el “buscatalento” o directivo cavernícola del club donde se presente el talento captado diciendo que lo más importante es el futbol, sin exigir rendimiento académico. Todavía existen algunos que creen que han innovado y se atreven a decirle al joven prospecto, con un seis o un siete de calificación en la escuela es suficiente, (lamentable).

Durante esa etapa de elegir entre jugar o estudiar, muchos jóvenes con cualidades quedaron en el camino desafortunadamente para ellos y el futbol, pero, afortunadamente otros tuvieron la dicha de tener unos padres de convicción firme y que decidieron persuadir a su hijo en que la educación académica era la mejor opción y prioridad de vida.

En la actualidad hay clubes que se están adaptando a esas circunstancias, están promoviendo políticas y estatutos institucionales enfocados a entender que, si se puede ayudar al jugador a que no quede atorado en ese laberinto de la elección entre jugar o estudiar. En la actualidad ya hay estudios científicos donde se garantiza que jugadores con cualidades, si son mejores estudiantes, elevarán su nivel de entendimiento en el deporte y viceversa, estudio y deporte son excelentes complementos para el desarrollo integral de personas y deportistas.

El futbol élite está demostrando esos avances, hoy se pueden observar y escuchar mejores y más variadas ruedas de prensa o entrevistas con mayor contenido y expresiones diferentes a las que se habían vuelto comunes en los jugadores y entrenadores, y eso se agradece ya que el aficionado espectador se enriquece de toda la información que consume del futbol en general y de sus equipos predilectos.

Somos afortunados de vivir esta evolución en el futbol, hoy podemos notar que siguen existiendo vicios, pero este proceso evolutivo donde se involucra de manera conjunta estudio-deporte, nos hará entender y ver la disminución de vicios y malos hábitos y comportamientos, y el incremento de jugadores con valores y mayormente preparados de manera física e intelectual.

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Síguenos por Twitter

Facebook