Campanario

Editoriales 0 19

Martín Sánchez Treviño – El cambio obligado de uso de suelos

Las temperaturas extremas de frío y calor han afectad los ciclos de producción agrícola alimentario en la mayoría de los países del mundo, que se manifiestan con estiajes y sequias prolongadas. En esta entidad de los ciclos con mayor alteración es el correspondiente al Primavera-Verano, que rige las siembra de granos oleaginosas y hortalizas en el centro y sur de la entidad.

También los estiajes han afectado las unidades de producción pecuaria, pues la falta de precipitaciones en los últimos años ha afectado la actividad ganadera de igual manera el precio de los cárnicos se incremento de manera considerable.

Pero ante las lluvias ligeras y las temperaturas altas, en la agricultura, desde cinco años atrás los agricultores paulatinamente han dejado la siembra de los cultivos tradicionales como el maíz y sorgo.

Cambiaron a cultivos como la Canola, el Cártamo, la Sábila y el Agave Azul, pero hasta ahora ninguno de los agricultores se han mostrado satisfechos, como los fueron durante la siembra de sorgo durante más de 50 años, y la generosidad de ese cultivo, fue alentador para los agricultores.

La modalidad del siglo 21 en la agroindustria se refleja en las plantaciones masivas de limón italiano, que durante el año anterior los productores llegaron a comercializar hasta en 19 mil pesos la tonelada.

Quizá por ese motivo en la zona sur, los productores tienen prevista la siembra de al menos 3 mil hectáreas, para cuya demanda los productores de plantas de esa variedad se han declarado incompetentes para abastecer a la demanda.

Y cada año surgen nuevas inversiones en la plantación de limoneras, es decir, hacia ese mercado hay una inercia de los agroindustriales tamaulipecos, ya que la demanda de ese producto es cada vez más amplia en el mercado internacional.

Los estudiosos consideran que en parte se debe a las afectaciones que hay en los cítricos de Florida, no sucede lo mismo en otras regiones de Nuevo México y Arizona, donde los productores han avanzado en la mecanización para evitar los efectos de las ondas gélidas.

Por otra parte, los agricultores de centro y sur de la entidad pareciera que nuevamente no tendrán lluvias para establecer cultivos bajo el régimen de temporal, debido a que las lluvias de verano se han retrazado.

En este sentido los gobiernos han hecho lo propio, apoyan con semillas certificadas a los productores de bajos recursos, de sorgo y maíz lo mismo que de frijol y de esa manera paliar los tiempos adversos y encarecimiento de los insumos para la agricultura.

Habrá que esperar cuales fueron los resultados finales de los agricultores del norte de Tamaulipas que siembran dentro del ciclo Otoño-Invierno, que en fechas anteriores han obtenidos cosechas récord que ponen en la delantera al campo tamaulipeco en la producción de granos, como el sorgo rojo y el maíz blanco y amarillo.

En la mayoría de los municipios agrícolas, el gobierno estatal a través de los Ayuntamiento hizo entrega de semilla certificada.

En otro orden, la secretaria de educación puso en marcha el segundo taller con profesionistas que servirán de capacitadores de la Escuela Mexicana, como la ha llamado el gobierno federal, que consiste en la adaptación de los contenidos anteriores a los nuevos paradigmas de la Cuarta Transformación.

Que ciertamente no han cambiado desde el 2006 cuando el Presidente de la República fue el ilustre Felipe Calderón Hinojosa, quien puso en marca la era del conocimiento en México, cuando también ingreso a las computadoras los contenidos educativos.

En esta entidad, la secretaria de educación ha mostrado apertura a las directrices establecidas por el gobierno estatal en materia educativa. Lo mismo se mantiene a la expectativa de lo que emane de la federación.

Noticias relacionadas