Cena de Negros

Editoriales 0 15

Marco A. Vázquez – Divide y vencerás

“Callaron como momias cuando saqueaban y pisoteaban los derechos humanos y ahora gritan como pregoneros que es inconstitucional hacer justicia y desterrar la corrupción. No cabe duda de que la única doctrina de los conservadores es la hipocresía. Y perdón pero son como sepulcros blanqueados”.

El mensaje apareció en twitter, luego se replicó en el feis y lleva más de 19 mil comentarios y más de 19 mil veces que se comparte, es, aunque le parezca increíble, de Andrés Manuel López Obrador, del presidente de la República.

Es obvio que se refiere a los comentarios sobre su forma de “derogar” la ley de educación, de regresarla por voluntad propia a antes de Enrique Peña Nieto y a fuerza de ser sinceros el presidente tiene todo el derecho de defenderse, de responder a sus críticos aunque sea sin argumentos, de disparar sus balas en defensa propia.

Sin embargo hay algo que le tienen que decir a Andrés Manuel, la primera es que ya no es oposición, la segunda que se acabó la campaña y partiendo de ahí le tienen que recordar que es una institución que simboliza la democracia, tolerancia y la unidad de los mexicanos, y no me refiero a la presidencia por serlo, sino a forma como llegó a ocupar la misma, con el más amplio respaldo popular.

De las 19 mil veces que se compartió el mensaje la cuarta parte es de sus fanáticos, otra mitad de gente que le tiene apreció o usa el mensaje para saber que opina el resto de la población y la otra cuarta parte es de quienes le odian, quienes le acusar de no ponerse a trabajar o de hacerlo conforme sus propios intereses, de no respetar la Constitución aún cuando juró guardarla.

Sin embargo, mayor tema de análisis debe ser lo que provocó el mensaje que no es otra cosa que la división del país, una lucha fraterna, las redes sociales están excitando a que peleemos los mexicanos contra los mexicanos cuando lo que más urge es unidad y enfrentar juntos la problemática que se atraviesa.

Tiene toda la razón en lo que dice el presidente en su mensaje, pero ni siquiera es el tema, es decir, lo trascedente debe ser si él tiene facultades para derogar una ley por memorándum, por voluntad propia, por antojo ya que de lo que ahí resulte se vendrán otras expresiones, es decir, se puede seguir alentando su idea y la tentación de convertirse en un dictador que pasa por encima del Congreso y de todas nuestras instituciones si se deja pasar por boba esa acción.

A juicio propio el presidente se equivocó por dos cosas, la primera es que su mensaje provoca división en los mexicanos y puede él incendiar la mecha de la inconformidad, la otra, la más grave, es que se rebajó a ser igual a sus detractores, cayó en la tentación de discutir con personas que no son sus iguales y, peor aún, de expresar lo que siente sin importar que recibiría hasta mentadas de madre lo que deteriora su imagen.

Claro es, lo anterior solo encuadra si lo expresado por Andrés Manuel fue con el puro afán de debatir sus actos de gobierno y no se haya tratado, el mensaje, de una perversa intención de hacer campaña a favor de los de su color que andan peleando puestos de poder en seis Estados de la República, es decir, que no esté intentando seguir haciendo presencia y esté aplicando el divide y vencerás muy socorrido desde que a Maquiavelo le surgió la idea de escribírselo al El Príncipe, ¿será?, le dejo a usted la mejor opinión, pero me la cuenta…

Fracaso la ambición…

Con todo y el boicot regio aderezado con la voracidad e incapacidad de los gobiernos municipales que no supieron hacer las cosas bien, los sitios turísticos y de recreo en Tamaulipas se vieron abarrotados durante casi toda la semana pasada.

Cuando le habló del boicot regio me refiero a los spot de radio que presuntamente se publicitaron en Monterrey para sembrar miedo a los neoloneses al decir que nuestras carreteras eran muy peligrosos y les invitaban a no transitar por las mismas, les falló porque miles de personas de aquella Entidad llegaron a las playas y el 99 por ciento lo hizo para gastar y divertirse.

Sobre la voracidad de los alcaldes me refiero a las cuotas que estaban cobrando hasta por estacionarse cerca de la playa o para acudir centros recreativos, exageradas y a cambio de nada porque ni la basura recogían.

De la incapacidad creo que no hay nada que explicar, al alcalde de Madero, por ejemplo, se le olvidó hasta recoger los desperdicios y ni para que contarle sobre algunos excesos que sucedían en la playa y no tuvo la valentía de corregirlos en favor de muchas familias que se dieron cita en Miramar, el ejemplo es más o menos el mismo de casi todos los demás presidentes municipales, buenos para cobrar y muy malos para hacer las cosas bien.

Al final los enemigos de los tamaulipecos fallaron y contó más todo el trabajo que hicieron el gobierno del Estado y el federal para instrumentar el operativo de seguridad pública y dar confianza a la gente ya que el resultado fue que cerca de un millón de personas estuvieron en la playa Miramar, nomás del miércoles al domingo, lo que significa que en algo funcionó la promoción de esos sitios.

Esperemos que la enseñanza haya sido asimilada y para el verano que viene cambien muchas cosas, de entrada que se pongan a jalar los alcaldes de tal forma que los números de turistas se sigan incrementando porque esa industria deja millones de dólares en derrama, es decir, reactiva la economía de la región, significa empleos y, sobre todo, tranquilidad para todos nosotros.

Ponga en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twttier @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico  sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas