Interiores

Editoriales 0 109

Carlos López Arriaga – Supervivencia atípica

Conocí el Instituto de Investigaciones Históricas de la UAT en sus mejores tiempos, cuando lo dirigía el abogado JUAN FIDEL ZORRILLA, bajo el mandato de JOSÉ MANUEL ADAME MIER, en la planta alta del Teatro Juárez, atrás de rectoría.

Fue una época muy productiva en términos de publicaciones, eventos, cursos, exposiciones, labor editorial. Buena parte del acervo actual data de aquellos años. Se le recuerda para bien.

Tanto que, durante una gira por Victoria, el presidente MIGUEL DE LA MADRID se animó a subir esos pesados escalones para recorrer pasillos y cubículos, saludando de mano a sus moradores.

En el plano personal fue para mí una hazaña entrevistar un par de veces a JUAN FIDEL, dada su incurable desconfianza hacia los periodistas.

Respondía y regañaba al mismo tiempo, aunque siempre en su papel de interlocutor atento, sustantivo, elocuente y muy puntual. Al final, terminamos bien.

La labor de ZORRILLA continuaría bajo la administración siguiente del ingeniero HUMBERTO FILIZOLA, con la misma tónica. Un gran énfasis en la investigación regional, que en buena medida se convertiría en obra publicada. Legado valioso, sin lugar a dudas.

Falleció JUAN FIDEL todavía bajo el mandato de FILIZOLA y en un tiempo relativamente corto le sucedieron dos directores titulares. El exgobernador de Nuevo León PEDRO G. ZORRILLA y la doctora CARMEN OLIVARES.

Fue con esta última que la Universidad Autónoma de Tamaulipas se avoca a la tarea de crear la licenciatura en Historia que hoy marcha en camino de su franca consolidación.

Aunque para ello sería necesario formar cuadros y capacitar a quienes se convertirían en catedráticos del naciente proyecto académico.

Y lo hizo mediante el impulso de una maestría, también en Historia, desarrollada en feliz mancuerna UAT-UNAM que, vista a la distancia, se convirtió en un exitoso semillero de profesores.

Concluida la etapa de FILIZOLA, entraría al relevo CHUCHO LAVÍN quien, a pesar de su efímera gestión, le alcanzó el tiempo para nombrar, como reemplazo de la doctora OLIVARES, a la licenciada LAURA HERNÁNDEZ MONTEMAYOR.

Una anécdota digna del surrealismo nacional es que doña LAURA haya sido nombrada por CHUCHO como titular de dicho instituto, a los pocos días de que reprobó y resultó excluida de la referida maestría.

Ver para creer, el fracaso académico premiado con un ascenso, sin mayor mérito a la vista que su linaje familiar. Recomendaciones que no parecían venir de la academia sino del Club Campestre, acaso de la Vela Perpetua.

A partir de este relevo, la otrora activa y productiva dependencia universitaria entró en sueños. Un largo y penoso bostezo que (década y media después) todavía no tiene para cuando terminar.

En fuentes de rectoría se dice que el actual Instituto de Investigaciones Históricas no resistiría una auditoría mínima.

Nadie sabe en que se gasta el recurso asignado, ni siquiera se conocen sus montos. Desde oficinas cercanas se escuchan versiones que hablan de un subrayado y malsano patrimonialismo.

Ausencia de rumbo y (sobre todo) la visión chata de quien se apoltrona en un sillón burocrático sin mayores aspiraciones que el más indolente y cansino chambismo.

La felicidad ramplona del chequecito quincenal, viáticos, aguinaldo, vacaciones y la cena navideña que invariablemente contrata en su negocio del 16 Rosales.

Aferrada al fuero de los viejos apellidos, la señora HERNÁNDEZ MONTEMAYOR ha demostrado, sin embargo, astucia y carácter para nadar a contracorriente, resistiendo al paso de cuatro rectores consecutivos: LAVIN, LEAL, ETIENNE y SUÁREZ.

Por supuesto, extraña su supervivencia en una administración exigente y progresista como la que encabeza el doctor JOSE ANDRÉS SUÁREZ FERNÁNDEZ, de quien la comunidad tamaulipeca conoce su compromiso serio con las tareas académicas y la formación de profesionales competitivos.

En este sentido, el oscuro feudo de doña LAURA representa una penosa excepción. Funcionaria incómoda, a estas alturas es toda una reliquia, una antigualla inexplicable, sin conexión alguna con los retos y exigencias de la vida universitaria actual.

BUZÓN: lopezarriaga21@gmail.com

WEB: http://lopezarriaga.blogspot.com

Noticias relacionadas