Libre Expresión

Editoriales Off 38

Martha Isabel Alvarado
 
                 Tamales de chipilín  
 
 
.-¿‘Premura electoral’ acelera los procesos? 
.-La “trinidad”: INM, UIF, FGR, contra CDV 
.-Congreso del Estado a ‘marchas forzadas’  
.-Paloma ‘de la paz’…contra la polarización  
 
Quizá no tardemos mucho, en saber si al ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, JUAN LUIS GONZÁLEZ ALCÁNTARA CARRANCÁ, “le echaron algo” en los tamales de chipilín, para que cambie su criterio respecto al caso Tamaulipas, convertido hoy en un galimatías jurídico.  
 
Como es sabido, el ministro González Alcántara fue uno de los tres integrantes de la SCJN, convidados a Palacio Nacional (el pasado jueves), para almorzar con el Presidente LÓPEZ OBRADOR.  
 
Los otros dos fueron: el ministro Presidente de la SCJN, ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LA REA, y la ministra Titular de la Segunda Sala, YAZMIN ESQUIVEL MOSSA, esposa del empresario constructor JOSÉ MARÍA RIOBOÓ, asesor de AMLO en materia de infraestructura.  
 
Seguramente, en la antesala del “clásico de clásicos” del futbol mexicano, América vs Chivas, se vería muy mal, si el árbitro comisionado para pitar el cotejo, acudiera a Televisa a echarse unos tacos de moronga con el dueño de la empresa, EMILIO AZCÁRRAGA JEAN, bajo la presunción de que ello pondría en entredicho la imparcialidad del silbante, y colocaría al ‘rebaño sagrado’ en desventaja.  
 
Nadie le creería al árbitro, si al salir de la Televisora del solecito, dijera que con el señor Azcárraga habló de otros temas, pero no de futbol, y mucho menos del juego contras Las Chivas.  
 
En el caso de AMLO, él dijo en su mañanera del pasado viernes, que durante el almuerzo con los ministros: Zaldívar, Esquivel, y González Alcántara, solo habló de los amparos concedidos por los jueces federales para suspender las leyes Eléctrica y de Hidrocarburos, pero que no hablaron del caso del gobernador de Tamaulipas. ¿Será?.  
 
Con fecha 14 de mayo del presente año, el ministro González Alcántara emitió un fallo de Desechamiento de la Controversia Constitucional 50/2021, en la cual determinó: “El Poder Legislativo local en acatamiento del artículo 111 constitucional, en ejercicio pleno de su autonomía, procedió como consideró que correspondía. Decidió no retirar la protección o inmunidad procesal penal al gobernador estatal a quien se le imputa la probable comisión de un delito federal”.  
 
“En estas condiciones, lo procedente es desechar la demanda promovida por el Poder Legislativo del Estado de Tamaulipas por falta de interés legítimo, sin que esta determinación prejuzgue sobre la culpabilidad o no respecto del ilícito que se relaciona, pues existe la oportunidad de llevar a cabo el procedimiento penal una vez que el servidor público concluya su cargo”, sentenció González Alcántara.  
 
Conste que el propio ministro González lo dice muy claro en su fallo: que el mandatario tamaulipeco podría ser procesado por los delitos que se le señalan, en 2022, al término de su gestión, cuando ya no tenga fuero. ¿Será que la ‘premura electoral’, o electorera, se sobreponga a dicho Resolutivo judicial?.   
 
No es por intrigar, pero los abogados del gobernador Cabeza de Vaca, han tenido que trabajar a ‘marchas forzadas’, ante la ‘acción concertada’ de la Federación, de lanzar contra el mandatario, en un solo día: una alerta migratoria del INM, el congelamiento de cuentas bancarias por parte de la UIF, así como una orden de aprehensión solicitada por la FGR. La ‘trinidad’ a la que AMLO ‘encomienda’ a sus adversarios políticos.  
 
Por el destacado columnista SALVADOR GARCÍA SOTO, autor de “Serpientes y Escaleras”, por cierto, el crítico más tenaz del gobernador CDV, nos enteramos, que en 2004 (siendo AMLO regente del Distrito Federal), querían reformar la ley para reelegir al ministro Juan Luis González Alcántara como Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del DF, y él dijo: “No”. Y argumentó: Las leyes y las instituciones no se deben reformar para beneficiar a persona alguna”. Dando con ello indubitable prueba de su integridad moral y su conciencia jurídica.  
 
Si esta semana el ministro González Alcántara modificase su criterio respecto al caso Tamaulipas…ya sabemos que fueron los tamales de chipilín. Máxime, si hubo ‘itacate’, para el Pleno de la SCJN.  
 
El que está citado para comparecer hoy en la Fiscalía de Tamaulipas, es el alcalde de Matamoros, MARIO LÓPEZ, “La Borrega”. Según trascendió, la notificación le fue entregada el pasado miércoles.  
 
Finalmente, en contadas ocasiones elogiamos en este espacio el discurso de los políticos, pero en el caso de la candidata del PRI a la alcaldía de Tampico, PALOMA GUILLÉN, quien por cierto luce rejuvenecida, guapa y delgada, suena atractivo el llamado que hace a los ciudadanos, independientemente del Partido al que pertenezcan, a dar la batalla contra la polarización.  
 
En cambio, a la candidata de Morena a la alcaldía del puerto jaibo, OLGA SOSA, parece que ‘ya se le subió’, y no contesta ni el teléfono. Quizá porque trae patrocinadores ‘externos’ que le estarían ‘aceitando’ su proyecto, los hermanos SERGIO y JULIO CARMONA, según ha trascendido. Ellos aparecen como “concesionarios” de las Aduanas de Reynosa, aunque no hace mucho tuvieron un ‘tropiezo’ con sus ‘conectes’ con la “4-T”, por no hacer a tiempo ‘aportaciones’ (¿como las de Pío?), para las campañas de Nuevo León y Nayarit.  
 
CONTRAFUEGO: Qué duro ser hombre; y más, ser ministro.  
Hasta la próxima. 

Noticias relacionadas