El Muro S.A.

Editoriales Off 22

Arturo Rosas H.

La inseguridad, negra herencia del PRI y PAN

En los últimos años, la agenda nacional y en Tamaulipas, se ha elaborado sobre el tema de la seguridad, pese a ello, no ha cambiado su rumbo.

Incluso, esta problemática se discute con mayor intensidad en los procesos electorales, como se vivió en las pasadas elecciones en el Estado.

Ahí se escucharon reclamos en distintos tonos entre gobiernos, dirigentes de partidos, candidatos y diputados locales de diferentes partidos.

Parece que el tema de la seguridad o de inseguridad está aferrado a la agenda en Tamaulipas y brinca a la nueva administración estatal.

Con una explicación, quizás simplista pero realista, es que los índices de inseguridad han crecido en impacto por los hechos de violencia que han aumentado su intensidad luego que los gobiernos anteriores le abrieron la puerta y dejaron hacer y deshacer a la delincuencia.

Por ello, se ha convertido en un problema, que se ha convertido en una negra herencia que dejaron los gobiernos del PRI y del PAN. Por lo cual la urgencia es mantener el control y reforzar una estrategia, para hacer frente a los hechos delictivos.

El arribo de fuerzas especiales de Sedena a Victoria y Nuevo Laredo, son señales que se envían para tratar de contener a los grupos delictivos que en sexenios anteriores se los toleró y agarraron fuerza.

Este tema, además de los que se pongan en la agenda, serán llevados a las tribunas para exhibir, reclamar, denunciar y asegurar que eso no pasó con sus gobiernos.
Pero no se puede soslayar que la autocrítica puede ayudar a la oposición, por ejemplo.

Qué respuestas dieron a las familias de los 6 mil 750 desaparecidos en los seis años del gobierno pasado y de estos 2 mil 190 son mujeres (hay 12 mil 360 desaparecidos en Tamaulipas desde 1964 a septiembre del 2022 según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas. 5 mil 796 son mujeres).

Recordar por ejemplo, el ataque ocurrido el 5 de septiembre del 2019, en Nuevo Laredo, cuando agentes estatales,hicieron pasar como miembros de la delincuencia a ocho personas de una familia y los vistieron con uniformes apócrifos con letras de una organización criminal y después los asesinaron.

Lo que pasó en la colonia de Valles de Anáhuac, es una de tantas manchas oscuras en la pasada administración estatal.
El más reciente por ejemplo, considerando que el Fiscal General Irving Barrios sigue en funciones, es la impunidad.

No han informado a detalle los avances sobre el crimen del periodista Antonio de la Cruz; más aún, de la masacre de migrantes en Camargo en Tamaulipas el 22 de enero del 2021 cometido por presuntos policías.

Antes, el seis de enero del 2021 en Mier, se reportaron varias desapariciones forzadas cometidas presuntamente por grupo especial de Policías Estatales donde Luis Alberto Herrera Avalos y José Jaime Sánchez fueron desaparecidos y a la fecha no se sabe nada de ellos.

Existen muchos hechos documentados que establecen el pulso de la inseguridad que ha vivido Tamaulipas y que obliga a mantener en la agenda el tema de la seguridad luego de la esa herencia que dejaron gobierno pasados.

La pregunta es: ¿cómo se va a romper ese proceso de violencia y de inseguridad que va a la alza?.

El martes en la tarde, el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, llegará a esta ciudad para estar muy temprano en el 77 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano y encabezar la mañanera en ese lugar el miércoles a las 7 de la mañana; Si no hay cambios, es posible que desde este lunes arribe el Secretario de Gobernación Adán Augusto López.

El miércoles encabezará una reunión con miembros del gabinete federal y estatal, en esta ciudad, pero está por definirse el lugar.

Uno de los temas que se abordarán con el gabinete federal y el gobernador Américo Villarreal es la Seguridad y en segundo plano, el plan estratégico en materia financiera para Tamaulipas para hacer frente al saqueo cometido por el gobierno panista de Cabeza de Vaca.

Noticias relacionadas