Libre Expresión

Editoriales Off 43

Martha Isabel Alvarado – ‘Julio Regalado’

.-Presidente, privilegia a su compadre 

.-Anda “en alta”, empresario papelero 

.-‘Regalazo’ para AMLO, desde Florida 

.-Tema de aranceles, “pelillos a la mar”

Entre las cosas que no le gustan -nadita- al Presidente LÓPEZ OBRADOR, por considerarlas características de “los malditos gobiernos neoliberales”, estarían: el amiguismo, el compadrazgo y el nepotismo. 

Lo ha dicho el propio AMLO en más de una ocasión: Que no metería las manos al fuego, mas que por su hijo menor JESÚS ERNESTO LÓPEZ GUTIÉRREZ. Que el influyentismo debe sancionarse, así se trate de miembros de su propia familia. 

Para el archivo de los ‘grillólogos’, que gustan de las ‘curiosidades’ de la política, quedaría asentado que, en su primer viaje al extranjero, en este caso a Washington, siendo Presidente de México, AMLO privilegió a un compadre suyo entre la comitiva. 

Se trata de MIGUEL RINCÓN ARREDONDO de Bio Pappel, empresa que manufactura los cuadernos “Scribe” quien, junto con 10 hombres de negocios mexicanos más, fue invitado a la cena realizada en honor de AMLO en The White House.

Como bien se ha de recordar, fue en marzo de 2019, cuando el Presidente de México y su esposa, acudieron a un bautizo muy ‘fifí’, en el exclusivo fraccionamiento “Los Limoneros”, en Cuernavaca, Morelos, oficiado por el Cardenal (de los ‘conservadores’) Monseñor NORBERTO RIVERA: el de la pequeña MERCEDES RINCÓN. 

No tiene nada de malo que el Presidente tenga compadres, ni que le bautice sus chiquillos a quien quiera. El punto es que, eso ‘choca’ con el ‘dogma’ de la “4-T”, que tanto repite López Obrador: “Nosotros no somos iguales”. 

En todo caso, no habría mucha diferencia con ENRIQUE PEÑA NIETO, que siendo Presidente, prodigaba todo tipo de privilegios a su compadre LUIS ENRIQUE MIRANDA NAVA. 

Peña y su compadre Luis Enrique ya se querían de atrás tiempo, tan es así que, siendo Gobernador del Estado de México, ‘Enrique I’ invitó a su tocayo ‘Enrique II’, a ocupar el cargo de Secretario General de Gobierno, ni más, ni menos.  

Dícese, que el hecho de ser tremendo compañero para jugar golf, le habría alcanzado a Miranda Nava, no sólo para convertirse en compadre de EPN, sino para entrar por la puerta grande al gabinete presidencial. 

No hay que olvidar que Miranda Nava fue Sub Secretario de Gobernación y Secretario de Desarrollo Social en el sexenio anterior, además tomar muchas decisiones que correspondían a la Secretaría de Educación (como operador del conflicto entre el SNTE y la CNTE, presuntamente, con portafolios repletos de dinero). 

Veremos si le sigue alcanzando a Miranda Nava su ‘blindaje’ de ser ‘el compadre’, para evitar que la Unidad de Inteligencia Financiera a cargo de SANTIAGO NIETO CASTILLO, ‘le eche el guante’, como se rumora en los corrillos ‘cuatroteros’. 

Que ‘en política las coincidencias no existen’, se ha dicho hasta la saciedad.  Por eso mismo, llamó profundamente la atención, que en el marco de la visita de AMLO a Washington para celebrar con DONALD TRUMP la firma del T-MEC, cuya vigencia arrancó el 1 de julio, se haya dado la aprehensión en territorio ‘gringo’, del ex gobernador Priista de Chihuahua CÉSAR DUARTE JACQUES, sobre quien pesan 21 órdenes de aprehensión desde 2017. 

No es por intrigar, pero a Duarte Jacquez le vendría ‘como anillo al dedo’ el apodo de “Julio Regalado”. El que entendió, entendió.

¿Habrá que corresponder al ‘guiño’ con un “Chapito”?. 

Y faltan los videos que supuestamente va a entregar a la FGR, el ex Director de Pemex, EMILIO LOZOYA, una vez que se concrete su proceso de extradición a México. 

Entonces sí que, ni ‘Los Mascabrothers’, van a querer hacer alianza con el PRI, para las batallas que vienen. 

Del discurso que AMLO pronunció ayer en el Jardín de Las Rosas de la Casa Blanca, rescatamos esta frase dirigida a su anfitrión: “Usted nunca ha querido imponernos nada”.

Habida cuenta que, en mayo de 2019, el Presidente Trump amagó con imponer a México un arancel del 5 por ciento en todas las importaciones, mismo que iría subiendo hasta llegar al 25 por ciento, en caso de que el gobierno mexicano no frenara la migración ilegal a Estados Unidos. 

CONTRAFUEGO: Un “yes men” cualquiera. 

Hasta la próxima. 

Noticias relacionadas