Campanario

Editoriales Off 25

Martín Sánchez Treviño

¿Round de sombra a Lucha libre?

Una de las características de la administración morenista es que ejerce lo que en el siglo anterior se le llamo la política chicharronera, propia de gobernantes aficionados a “tronar” a sus adversarios incluso se justifico como un modelo de ejercer el poder público. Pero en lo que va de la gestión federal ninguna de sus “presas” ha sido sentenciada si encarcelados algunos de ellos con ciertos y todos los privilegios, como es el caso de Rosario Robles, Emilio Lozoya entre otros. No ha encarcelado a ningún gobernador sí ha sometido a algunos. El mensaje es claro quiere todo el poder por el que lucho durante 18 años.

Y hoy que a ese partido le urge repetir la mayoría en el Congreso de la Unión hay desesperación, un ejercicio exacerbado del poder. Por momentos durante los 2 años anteriores pareció que los mexicanos no remontamos a la época del Presidente Gustavo Díaz Ordaz, poco falta para imitar sus prácticas aunque a contrapelo el escenario es distinto y adverso para quienes buscan repetir ese modelo de gobernar, que se incomoda por la presencia de derechos humanos y otras prácticas de transparencia.

A los tamaulipecos no consta, somos testigos del ejercicio de esas nefastas formas de gobernar. La caída del gobernador Hugo Pedro González y la llegada de Raúl Garate dieron finalmente la despedida al portesgilismo y la llegada del alemanismo, que en estos tiempos busca reencarnar, con la embestida presidencial en contra del gobernador de Tamaulipas.

Según los asesores gubernamentales de GobTam el verdadero rostro de la represión política y el autoritarismo de la 4T se está asomando al utilizar a la Fiscalía General de la República para pedir a un sumiso Congreso Federal, el desafuero del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. “Es un timbre de orgullo que la Federación me voltee a ver”.

Consideran que algo les preocupa en la Ciudad de México, ya que las acusaciones se asoman justo cuando el escenario electoral parece aceitarse.

El gobernador Vaca considera que le está haciendo sombra al presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le ha venido incomodando la buena imagen que tiene el tamaulipeco no solo en su estado, sino en su positiva y creciente presencia a nivel nacional.

Los asesores apuntan que, el Jefe del Ejecutivo utiliza la represión política a quienes considera sus adversarios y por ello guardar los momentos para lanzar “lodo” utilizando el aparato represor del estado, como es la Fiscalía Federal, y de esa manera saciar sus apetitos de venganza o bien para curar sus fobias y apaciguar los demonios que le atormentan.

A juicio de sus cuerpo de asesores consideran que a toda costa el Presidente trata de empañar la imagen y el trabajo de Cabeza de Vaca, y por lo mismo lo ve no solo como un adversario, pues su olfato político lo está viendo ya como a un verdadero opositor y rival para su proyecto de continuidad que autonombra como la cuarta transformación. Y lo hace como sabe hacerlo, con una guerra sucia y todo tipo de golpes mediáticos para desviar la atención de los errores de la federación, atacando a sus adversarios como así lo ha hecho con otros gobernantes que han desempeñado buen trabajo en sus estados.

Consideran que este es el mejor momento de atacar a Cabeza de Vaca, pues su gobierno y su partido estaría acumulando torpezas, decisiones equivocadas y malos resultados que le están costando mucho a los mexicanos, con una crisis sanitaria, económica y energética sin precedentes.

Indican que predomina el cinismo y la doble moral al defender por todas las vías al morenista Félix Salgado Macedonio como candidato a Gobernador de Guerrero, aun cuando pesan sobre éste múltiples acusaciones por delitos sexuales. Todavía cala en la opinión pública y en la clase política el repudio de este hecho.

Cabeza de Vaca ha mostrado su decisión de enfrentar y a mirar de frente esta nueva embestida política del gobierno federal autoritario del Presidente de la República y su brazo ejecutor Alejandro Gertz Manero.

En este sentido los consejeros gubernamentales subrayan que el gobernador tamaulipeco va ganando la lucha, y seguramente de esta saldrá fortalecido, como así lo ha hecho ya en otras ocasiones, donde ha sido objeto de infamias y persecuciones políticas, así como de los más recientes embates de la 4 T que ha enfrentado con creces, coma si lo asegura al señalar que esta no es la primera vez, y muy probablemente no será la última.

Noticias relacionadas