El adiós a un cronista histórico, don Alfonso “El Doctor” Morales

Deportes Off 41

El cronista deportivo, Alfonso Morales, falleció este jueves a los 71 años, luego de perder la batalla contra una deficiencia renal que lo aquejaba desde hace tiempo.

El también narrador de TUDN confirmó el deceso en redes sociales.

“Hace unos minutos falleció mi tío, mi gran maestro y amigo El doctor Alfonso Morales. Su hermana Lulú, su hermano Armando, Ofe y yo lo hemos acompañado en una dura pelea frente a una deficiencia renal. Gracias a todos por su cariño a un enorme ser humano”.

El cronista deportivo, Alfonso Morales, falleció este jueves a los 71 años, luego de perder la batalla contra una deficiencia renal que lo aquejaba desde hace tiempo.

El también narrador de TUDN confirmó el deceso en redes sociales.

“Hace unos minutos falleció mi tío, mi gran maestro y amigo El doctor Alfonso Morales. Su hermana Lulú, su hermano Armando, Ofe y yo lo hemos acompañado en una dura pelea frente a una deficiencia renal. Gracias a todos por su cariño a un enorme ser humano”.

Morales se destacó en la crónica deportiva, sobre todo del boxeo y lucha libre profesional. Actividad de la que se alejó desde hace tiempo debido a la enfermedad que lo aquejaba.

Morales se tituló como médico psiquiatra, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, y dado su porte y personalidad, se creó el mito acerca de que tras la máscara de Tinieblas, se escondía el rostro del comentarista.

En noviembre de 2019 hizo una de sus últimas apariciones públicas, ya que el gobierno de Michoacán le brindó un reconocimiento por su carrera en los medios.

SUS FRASES

La más famosa es sin duda: ¡’Qué Bárbaro’!, la cual utilizaba para dirigirse a alguno de sus compañeros de transmisión, sobre todo en la lucha libre. Arturo el ‘Rudo’ Rivera y Leobardo Magadán, solían ser los objetivos de la misma, dos aliados con los que formó equipo en varias etapas de su carrera.

“Enoooooooorme”, era otra de sus frases preferidas, y la usaba para calificar algún lance espectacular de algún luchador, o un nocaut letal en el pugilismo.

Mismo tono en el que aplicaba el “Impresionante”, que utilizaba cuando un gladiador lo sorprendía de manera especial con su trabajo en el cuadrilátero.

Fuente: El Universal.

Noticias relacionadas