Se declara culpable por abuso de menores en EU cómplice de Naasón Joaquín García

El Mundo Off 28

AGENCIAS

Alondra Ocampo, una de las presuntas cómplices de Naasón Joaquín García, líder de la Luz del Mundo acusado de abusos sexuales en Los Ángeles, se declaró culpable de cuatro cargos.

Ocampo, detenida en junio de 2019 en el condado de Los Ángeles, estaba acusada de abuso de menores, producción de pornografía infantil y extorsión.

De acuerdo con los registros públicos, Ocampo escuchará su sentencia el 22 de abril de 2021.

Testigos señalaron que Ocampo y Naasón obligaban a menores de edad a tener sexo en trío. Otras víctimas dijeron haber sufrido violaciones.

De acuerdo con información de la Corte Superior de Los Ángeles, Ocampo, quien compareció el pasado 13 de octubre de manera individual, admitió que contactó a tres menores para que cometieran un delito sexual. Las víctimas son identificadas como Jane Doe 1, Jane Doe 2 y Jane Doe 3. El cuarto cargo es por el delito de penetración sexual forzada y la víctima es identificada como Jane Doe 4.

Cuatro de las víctimas señalaron específicamente a Ocampo de ser quien reclutaba a las mujeres, muchas de ellas menores, para el líder de la Luz del Mundo. También dijeron que muchas veces fue ella quien les tomó fotografías pornográficas.

La mujer es mencionada en 21 de los 36 cargos de la acusación inicial contra Naasón relacionados con abuso sexual.

Joaquín García se encuentra detenido desde el 3 de junio de 2019, cuando fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles junto con Susana Medina Oaxaca, quien se encuentra en libertad bajo fianza.

La oficina del fiscal de California, Xavier Becerra, tuvo que presentar nuevamente la acusación contra Naasón después de que la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de California desestimara el proceso penal contra el líder religioso por un fallo técnico en abril pasado y ante lo cual sus abogados esperaban su liberación, teniendo como factor la pandemia del coronavirus.

De ser declarada culpable, Alondra Ocampo podría enfrentar una condena de al menos 15 años de prisión. Pero de acuerdo con medios estadounidenses, la acusada aceptó cooperar con las autoridades, lo que podría ayudar a reducir su sentencia.

Noticias relacionadas